Redefiniendo la #CiudadInteligente (Parte III)

Posibilidad de que todas puedan ser inteligentes en su medida:Como se puso de manifiesto en el apartado sobre las falencias de las definiciones comunes, una de las principales es la homogeneización que pretenden tales definiciones. En base a esto, una nueva definición debe partir de considerar las diferencias en las necesidades, deseos y capacidades de las distintas ciudades y limitarse a otorgar lineamientos mínimos, adaptables a las distintas características de cada una.

Redefiniendo la #CiudadInteligente (Parte II)

Se suele presentar la Ciudad Inteligente como un modelo utópico de redes y sensores interconectados, donde todos los ciudadanos interactúan constantemente con los servicios de la ciudad a través de sus computadoras, Teléfonos inteligentes o tabletas, una ciudad que facilita la interacción del ciudadano con los diversos elementos institucionales, urbanos y tecnológicos, haciendo que su vida cotidiana sea más fácil, y permitiendo el acceso a una cultura y una educación que hacen referencia tanto a los aspectos ambientales como a los elementos culturales e históricos.

Redefiniendo la #CiudadInteligente (PARTE I)

Hoy en día nos encontramos frente a una tendencia mundial hacia concentración urbana, donde se encuentra la principal oferta de empleo y servicios, un sistema productivo eficiente, economías de escala, diversidad en la oferta educacional y cultural, entre otros, todos elementos valorados a la hora de tomar decisiones de localización residencial. Como plantea el proyecto Smart City Telefónica, las ciudades tienen un gran impacto en el desarrollo económico y social de las naciones. Son verdaderas plataformas donde las personas viven y trabajan, donde las empresas desarrollan su actividad y en el marco de las cuales se prestan numerosos servicios.

Historia de dos ciudades: Datos Abiertos como innovación o transparencia (Parte II)

La apertura de datos bajo el formato y los parámetros establecidos por el open data es bastante reciente a nivel local en Argentina. El primer distrito en publicar sus datos en formatos abiertos ha sido la Ciudad de Buenos Aires, mediante su portal Buenos Aires Data, creado en marzo de 2012 por decreto del Jefe de Gobierno y administrado por la Dirección General de Información y Gobierno Abierto, dependiente del Ministerio de Modernización.

Historia de dos ciudades: Datos Abiertos como innovación o transparencia (Parte I)

Las políticas de dato abierto u open data tuvieron un desarrollo significativo en aquellos países y ciudades con democracias consolidadas (en particular, en países como Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y el Reino Unido), pero en aquellas regiones con democracias recientes, como las de América Latina, todavía queda un largo camino por recorrer. A pesar de ello, un puñado de ciudades de la región y, en particular, de la Argentina desarrolló en los últimos años programas de apertura de bases de datos bajo la modalidad de open data.