Contaminación por olores: diferentes enfoques legislativos para un problema medioambiental

La contaminación ambiental por olores es uno de los problemas más recurrentes y extendidos en nuestros pueblos y ciudades; no hay más que leer la prensa para encontrar multitud de noticias que denuncian este hecho. Sin embargo, sorprende que en la ley donde se enmarcan todas las regulaciones de contaminación atmosférica a nivel estatal, ley 34/2007 de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera, no se cite la palabra “olor” en todo el texto.

Sistemas de ventilación eficientes para edificios industriales

En el ámbito de la calidad del ambiente de interiores, la adecuada ventilación de los espacios en los que vivimos y desarrollamos nuestra actividad diaria se ha convertido en un aspecto fundamental que nos protege frente a la aparición de problemas asociados a alergias, irritaciones de las vías aéreas, resfriados, etc. De hecho, existen numerosas normas técnicas y legislación aplicable donde se indica el cumplimiento de parámetros referidos a la ventilación.

La Contaminación Ambiental por Olores, un problema por legislar

No cabe ninguna duda, que las administraciones públicas competentes en materia ambiental han desarrollado en los útlimos años un importante esfuerzo para la regulación de diversos problemas. No obstante, el legislador se ha dejado en el tintero uno de los problemas ambientales más denunciados por los ciudadanos, y con más repercusión social, la contaminación ambiental por olores.