Agricultura ecológica y agricultura sostenible, el camino al futuro

Antecedentes

La agricultura ha estado presente en la sociedad desde la época del Neolítico, hace ya 10.000 años y ha ido evolucionando hasta nuestros días. En la actualidad, en pleno siglo XXI, los medios de comunicación nos bombardean con anuncios de productos ecológicos y las empresas se presentan a sí mismas como instituciones respetuosas con el medioambiente que apuestan por mejorar el sector agrícola mediante la consecución de una agricultura moderna y sostenible. Sin embargo, deberíamos hacernos una pregunta ¿estamos seguros de saber qué significa que algo sea ecológico o sostenible? ¿Podemos decir que la agricultura sostenible es lo mismo que la agricultura ecológica? La verdad es que no.

Agricultura sostenible

El concepto de agricultura sostenible y el de agricultura ecológica nacieron entre los años 40-70 como respuesta al gran incremento de la productividad agrícola, periodo conocido como Revolución Verde. Fue entonces cuando investigadores y científicos, preocupados por los problemas socioeconómicos y medioambientales derivados de una agricultura intensiva que utilizaba altos insumos de productos químicos y recursos hídricos, dieron la voz de alarma. Cada vez éramos más personas en el planeta y menor la superficie de área cultivada que correspondía por persona. Este aumento de población llevo a la situación de un uso desmesurado de los suelos, con sus correspondientes problemas sobre el medio ambiente (contaminación del suelo y de las aguas, agotamiento de los recursos hídricos, empobrecimiento de la diversidad biológica, despoblación de comunidades rurales) y sobre la salud de las personas (contaminación de alimentos  con  residuos de fitosanitarios).

Es por ello que el Informe Brundtland (publicado por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo), recogió por primera vez en el año 1987 el concepto de desarrollo sostenible y definió a la agricultura sostenible como “aquella que cubre las necesidades de hoy sin comprometer la capacidad de las próximas generaciones en cubrir la suya".

Entre los objetivos de este tipo de agricultura están intentar mejorar varios aspectos de la agricultura tradicional como: mejorar la competitividad entre productores y aportar mayor eficiencia al proceso productivo, optimizar el uso de recursos naturales, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la producción de residuos, combatir los distintos tipos de estreses en los cultivos (plagas, enfermedades, temperatura, competencias de malas hierbas)mediante la lucha biológica o control biológico y mejorar el abastecimiento alimentario integrando la equidad social. Para ello, la agricultura sostenible apuesta por el uso conjunto de fertilizantes, fitosanitarios y productos de origen natural de forma eficiente.

Además, como se deduce de la definición de agricultura sostenible anterior, la idea de sostenible persigue sobre todo producir alimentos saludables para las generaciones presentes y venideras a unos precios razonables para el consumidor y suficientes para mantener la economía del sector agrario.

Agricultura ecológica

Por otro lado, cuando nos referimos a agricultura ecológica, esta  se define como una técnica agraria que apuesta por preservar el medioambiente, mantener la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedad naturales, utilizando los recursos in situ, excluyendo normalmente el uso de productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., y prohibiendo el uso de organismos modificados genéticamente (OMG).

La agricultura ecológica comienza a ser regulada a nivel europeo por el Reglamento (CEE) n° 2092/91 del Consejo de 24 de junio de 1991 sobre la producción agrícola ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimenticios, siendo revisado y modificado posteriormente por el Reglamento (CE) 1991/2006 del Consejo. Además, para decir que un producto es ecológico, va a ser necesario que las empresas lo certifiquen facilitando el reconocimiento de este al consumidor con una etiqueta ecológica.

A primera vista, parece que el concepto de agricultura sostenible coincide en su esencia con el concepto de agricultura ecológica. Sin embargo, la agricultura sostenible aprueba el uso conjunto de fertilizantes y fitosanitarios con productos de origen natural, mientras que la agricultura ecológica limita estrictamente el uso de fertilizantes y fitosanitarios sintéticos, además de exigir un certificado del producto procedente de la agricultura ecológica. Además, otra diferencia clara es que la agricultura sostenible contempla la aceptación social, que perdure el sistema en el tiempo y que para considerar verdaderamente sostenible un sistema agrario, este debe ser suficientemente productivo y eficaz como para ser rentable económicamente.

Actualidad

A día de hoy, según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), se  estima que para el año 2050, la población mundial aumentará hasta alcanzar un total de 9.300 millones de personas, por lo que conseguir alimentar a toda la población será tarea complicada. Además los últimos informes de la FAO indican que sólo el 12% de la superficie del suelo presenta unas condiciones óptimas para el desarrollo de la agricultura.

Es evidente que una agricultura respetuosa y preocupada por el medio ambiente es necesaria y que cada vez más, las empresas pertenecientes al sector agroalimentario apuestan por basar su política de empresa en estos sistemas.

Pero, ¿hemos llegado a tiempo? ¿Bastará con esto para gestionar adecuadamente nuestros suelos?

Fuentes:

  • Comisión Europea. http://ec.europa.eu/agriculture/organic/organic-farming/what-organic_es.
  • FAO. (2013).  Statistical year book 2013. World food and agriculture. FAO. Roma.
  • Fuentes-Pila Estrada, J., y Villalva Quintana, S. (1993). Agricultura sostenible. Hojas divulgadoras. MAGRAMA.
  • Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). http://www.magrama.gob.es/es/
  • UNFPA. (2011). Estado de la población mundial 2011. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Nueva York.
  • http://www.jrorganicsfarm.com/blog/news/the-difference-between-organic-and-sustainable-agriculture/