#AgriculturaUrbana, nueva tendencia en #Colombia

En medio de las actividades diarias, entre edificios, grandes vías, tráfico, humedales, cerros, historia y cultura, característicos de Bogotá, es mágico contar en casa con un espacio verde, en el cual crecen hortalizas y hierbas aromáticas, cultivadas por medio de sistemas limpios y orgánicos; hoy orgullosa del trabajo de agricultor orgánico desarrollado por mi padre, soy  una defensora de esta actividad y consumidora responsable de productos orgánicos.

En el creciente interés actual por el cuidado de la salud, del planeta y por la seguridad alimentaria, la agricultura y los mecanismos de cultivos han ido avanzando en técnicas que optimizan los recursos naturales y conservan los ecosistemas, tal como lo definió la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura):

La agricultura urbana y periurbana corresponde al cultivo de plantas y cría de animales en pequeñas superficies como huertos, solares, márgenes, terrazas, situadas dentro o alrededor de las ciudades, para consumo propio o venta en mercados locales o para la explotación intensiva/semintensiva y el posterior comercio de los productos.

Siendo Colombia un país agricultor por tradición, actualmente, por iniciativas particulares se han implementado paulatinamente en los centros urbanos nueva técnicas de cultivos limpios en pequeñas y medianas escalas, comúnmente conocidos como cultivos orgánicos y otros conocidos como cultivos hidropónicos.

Estas iniciativas han sido producto en su mayoría de asociaciones comunitarias en busca de recursos para sustento de sus familias, otras como iniciativas para obtener una sana alimentación, el autoconsumo y el cuidado del ambiente.

Según la FAO, La agricultura urbana es practicada por 800 millones de personas en todo el mundo, sin embargo en Colombia, no existe un censo específico de aquellas personas dedicas a esta actividad productiva; en Bogotá el Jardín Botánico José Celestino Mutis, indicó en el año 2014 que ha capacitado cerca de 53.000 personas para el desarrollo de cultivos orgánicos y se estima que aproximadamente sean 10.000 personas dedicadas constantemente a esta actividad en el Distrito Capital, algunas capacitadas por entidades como el Servicio Nacional de Aprendizaje  - SENA y otras con conocimientos generacionales y de origen campesino.

Los agricultores han optimizado la producción de sus huertas por medio de mercados, actividades y otras iniciativas mediante las cuales se distribuyen sus productos, son muchos los agricultores en las principales ciudades, algunos conocidos en pequeños sectores y otros a mayor escala.

Si usted también está interesado en mejorar sus hábitos alimenticios, cuidar el planeta y apoyar a los agricultores urbanos, recuerde que en Colombia hay una gran variedad de opciones para entrar en el mundo de los alimentos orgánicos, a continuación encontrará algunas alternativas:

BOGOTÁ

  • La Canasta:Se caracteriza por ofrecer productos a precios justos

  • Balú: Es el único mercado ecológico certificado en Colombia. 

  • Mercado Agroecológico Campesino: Conformado para el comercio Justo, la agroecología y el consumo sostenible.

  • Clorofila – Tienda ecológica: Además de ofertar hortalizas, cuenta con otros productos como lácteos, endulzantes y frutas

  • BioPlaza: Además de vender diferentes productos orgánicos  es restaurante, tienda y café

MEDELLÍN

  • II Festival de Semillas Criollas y Nativas: El último realizado en Noviembre de 2014

  • SaludPanEcotienda: Cuenta con el día sábado para ventas al público “Sábados de la Huerta”

  • SiembraViva: Distribuye sus productos locales únicamente a domicilio

  • Ceres Mercado Orgánico: Oferta productos orgánicos y vegetarianos con el principio: “Consumo consciente y solidario”