.@ANAVAM1: Normalización, eficaz herramienta para la #GestiónAmbiental

Clara del Amo, Secretaría Técnica de ANAVAM

Javier García, Director de Normalización de AENOR

Hoy en día cada vez son más las empresas que integran el factor medioambiental en la gestión integral de la empresa. La concienciación social por el medio ambiente se ve reflejada en las exigencias de los consumidores y las instituciones oficiales, que instan a las empresas a implicarse en la protección del entorno y conservar los recursos naturales. Además de una demanda social, la integración de la gestión ambiental en la gestión general de las organizaciones ha venido marcada, en buena parte, por un marco regulatorio cada vez más preciso, tanto a escala europea como nacional.

Las normas técnicas han sabido dar respuesta a esta demanda, contribuyendo a desarrollar las mejores prácticas en las empresas e impulsar un modelo de desarrollo sostenible, poniendo en equilibrio los aspectos económicos con los ambientales.

¿Qué son las normas técnicas? Pues unos documentos de aplicación voluntaria aceptados mundialmente, fruto del conocimiento y la experiencia de primeros expertos procedentes de todos los colectivos implicados: empresas, centros de investigación, administraciones y organizaciones, entre otros.

Estos profesionales se reúnen en los Comités Técnicos de Normalización y bajo criterios de consenso y transparencia, llegan a un texto que aporta soluciones y al alcance de todos. 

Imagen 1. Participación en la elaboración de las normas técnicas

 

Las normas técnicas describen el consenso del mercado respecto a las buenas prácticas al abordar procesos importantes para las organizaciones, en los que se juegan su competitividad, teniendo un beneficio directo en la cuenta de resultados de las organizaciones. Son el lenguaje que hablan los mercados internacionales.

Las normas pueden ser internacionales, europeas o españolas. En el ámbito internacional, son elaboradas por la Organización Internacional de  Normalización (ISO, International Organization for Standardization).

En Europa, entre otros, se encuentra el Comité Europeo de Normalizacion (CEN), que elabora normas europeas.

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) es la entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas en nuestro país y miembro de ISO.

AENOR lleva la voz de los expertos españoles a los foros internacionales en los que se elaboran normas clave para su competitividad. El catálogo de normas español actualmente supera las 30.500 referencias.

Las normas publicadas por AENOR se denominan UNE, y pueden ser netamente nacionales, es decir elaboradas en los Comités Técnicos de Normalización, o bien adopción de documentos europeos o internacionales.

El proceso de elaboración de una norma requiere de una serie de fases que permiten asegurar que el documento final es fruto del consenso, y que, cualquier persona, puede emitir sus opiniones o comentarios, incluso aunque no pertenezca al órgano de trabajo que la elabora. Antes de su aprobación, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la relación mensual de proyectos UNE sometidos a un período de información pública, durante el cual cualquier persona o entidad podrá presentar observaciones. Una vez analizados los comentarios, el comité redactará el texto final, que será aprobado finalmente y publicado como norma UNE por AENOR. 

Imagen 2. Fases en la elaboración de las normas técnicas

 

Normas sobre Medio Ambiente

En el campo de la Sostenibilidad y el Medio Ambiente, actualmente hay cerca de 900 normas para gran variedad de campos, como la gestión energética, el control de gases de efecto invernadero o el ecodiseño, por citar algunos ejemplos. El Comité de Normalización de AENOR 150 Gestión Ambiental reúne a más de 150 expertos que trabajan en la elaboración de normas. Este comité participa activamente en el comité internacional sobre medio ambiente ISO/TC 207, responsable del desarrollo de las normas ISO 14001.

Entre las últimas normas publicadas, podemos citar la ISO 14046, un documento internacional que establece los principios, requisitos y directrices para una correcta evaluación de la Huella de Agua de productos, procesos y organizaciones, a partir del análisis de su ciclo de vida. Esta norma es verificable por tercera parte independiente, una forma de respaldar información exacta, coherente y transparente.

Además, la UNE-EN ISO 14006 Sistemas de gestión ambiental. Directrices para la incorporación del ecodiseño. Esta norma, publicada en el seno de ISO y adoptada al catálogo español, se basó en un documento elaborado por los expertos españoles en AENOR.

O la Norma UNE-EN ISO 50001 Sistema de Gestión de la Energía, que ayuda a gestionar y reducir el consumo de energía en las empresas, con la influencia positiva que supone en cuanto a reducción de costes financieros asociados y de emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

En el campo del control de emisiones, podemos citar la norma UNE-EN ISO 14064, que permite medir y controlar las emisiones de las empresas, y la especificación técnica ISO/TS 14067, que permite medir las emisiones de CO2 de un producto o servicio, a lo largo de su ciclo de vida.

Sin embargo, si hay una norma que ha tenido un desarrollo particularmente notable, esa es la ISO 14001 del Sistema de Gestión Ambiental, la herramienta de gestión ambiental más extendida en el mundo con más de 300.000 organizaciones que la han certificado en 171 países.

Este documento actualmente se está revisando en el seno de ISO, con el objetivo de facilitar su implantación en todo tipo de organizaciones, adaptándose a los nuevos tiempos y a las necesidades de las organizaciones en un mercado global cada vez más complejo, dinámico y exigente.

La ISO 14001 Incorporará novedades y nuevos requisitos, como la integración de la gestión ambiental en estrategia de la empresa, la mejora de la comunicación a las partes interesadas y enfoque a todo el ciclo de vida de los productos, entre otras cuestiones. Se prevé que la nueva norma esté publicada en el tercer trimestre de 2015.

Sumarios

  • Entre las últimas normas publicadas, podemos citar la ISO 14046, un documento internacional que establece los principios, requisitos y directrices para una correcta evaluación de la Huella de Agua de productos, procesos y organizaciones, a partir del análisis de su ciclo de vida.

  • Las normas técnicas contribuyen a desarrollar las mejores prácticas en las empresas e impulsar un modelo de desarrollo sostenible, poniendo en equilibrio los aspectos económicos con los ambientales.

  • La ISO 14001 del Sistema de Gestión Ambiental se está revisando para adaptarse a los nuevos tiempos y necesidades de las organizaciones. Es la referencia mundial en Gestión Ambiental, con más de 300.000 organizaciones que la han certificado en 171 países.