@BoydCohen: Hacia un distrito de #Innovación en Santiago de Chile

La semana pasada publiqué un artículo sobre la necesidad de ecosistemas robustos en las Smart Cities que representen aquello a lo que me refiero como 5P (otros se refieren a ello como la cuádruple hélice). 5P representa “Public-Private-People-Professor-Partnerships”, focalizados en el apoyo de ecosistemas locales de innovación y por supuesto en la mejora de la calidad de vida a través de soluciones inteligentes.

En el contexto de las 5Ps, muchas ciudades están promoviendo el desarrollo de distritos de innovación. En los últimos 2 años, he tenido la oportunidad de visitar el 22@ en Barcelona, el “Innovation District” de Boston y el Distrito Tecnológico de Buenos Aires. Todos ellos están focalizados en regeneración urbana, desarrollo de clusters tecnológicos y mejora de la economía local y la calidad de vida, normalmente a través de colaboraciones 5P. El concepto de Distrito de Innovación ha empezado a difundirse por el mundo. El 9 de Junio, el Brookings Institute, un Think-tank establecido en los Estados Unidos, emitirá su primer estudio del crecimiento de los distritos de innovación en USA.

Dentro de unos días, el 10 de Junio, el nuevo centro de I+D en Santiago de Telefónica, quien tiene un acuerdo de partenariado con mi universidad, la Universidad del Desarrollo (UDD) acogerá su segundo evento, en este caso sobre las Smart Cities en Chile. Pilar Conesa, la directora del Smart City Expo World Congress, una buena amiga, y yo, estaremos co-presentando nuestra visión del futuro de las Smart Cities a lo largo de todo el mundo y su potencial en Chile. Recientemente he realizado un estudio comparativo sobre las características de las Smart Cities, entre las 11 principales ciudades de Chile.

Fruto de mi investigación en Chile y de mis ideas sobre los distritos de innovación de todo el mundo, tomo partida públicamente en la visión de la promoción de modelos 5P en Chile, empezando por Santiago. Me refiero a la idea de SanTIC (Santiago Tecnologías de la Información y las Comunicaciones). Creo que con los partners adecuados y un compromiso de la comunidad, podríamos embarcarnos en una iniciativa estratégica para convertir Chile, empezando por Santiago, en un hub regional de innovación relacionada con las Smart Cities.

Paso 1

Aumentar la colaboración entre la UDD y Telefónica para formalizar el desarrollo de SanTic, un colaboración 5P virtual entre la Región Metropolitana de Santiago (RM Santiago), otras corporaciones y fundaciones (como la Fundación País Digital y Franhaufer) y otros stakeholders. Para hacer esta colaboración significativa, el intendente de la RM Santiago, podría dar apoyo a la apertura de bases de datos metropolitanos para la promoción de hackatones y competiciones de desarrollo de apps por parte de ciudadanos, estudiantes y empresas. Otros proyectos podrían suponer… similar al BCN Open Challenge de Barcelona. O quizá crear un presupuesto para el desarrollo de un cuadro de mandos como los que están emergiendo en Amsterdam y Estocolmo.

Paso 2

Con el crecimiento del ecosistema y algunos éxitos tempranos, el próximo paso sería formalizar SanTIC como un urban living lab, integrado dentro de la European Network of Living Labs. Esto permitiría a la iniciativa tener acceso a una red de más de 340 living Labs de todo el mundo.

Paso 3

Convertir la red virtual 5P en una red física, con el establecimiento formal del distrito de innovación SanTIC en Santiago.

Pudiendo emular algunos de los exitosos distritos de innovación en Europa y America, estableciendo una comunidad vibrante y de usos compartidos que ayudaría al crecimiento de start ups locales relacionadas con las TIC y que usando el espacio físico como un living lab para probar nuevas innovaciones.

Si la estrategia funciona en Santiago, obviamente el próximo paso sería explorar la adaptación del modelo a otras regiones de Chile.

¿Por qué creo que esto puede funcionar en Chile?

Para empezar Chile tiene uno de las economías más estables de toda Latinoamérica. Tiene magníficas infraestructuras y un gobierno relativamente eficiente y transparente. El famoso programa Startup Chile ha demostrado que los emprendedores de todo el mundo están interesados y desean venir a Chile para trabajar en sus start-ups.

Estos distritos de innovación podrían llevar esto al siguiente nivel, atrayendo emprendedores de Latinoamérica y más allá, interesados en probar sus soluciones smart en Chile y después escalarlas a otras ciudades de la región.

Ciudades en Colombia, Brasil, Argentina y México, han estado avanzando sus iniciativas sobre Smart Cities y apoyando un gran número de colaboraciones. Creo que Chile está en la posición apropiada para aumentar sus ventajas competitivas para desarrollar clusters de innovación que le ayuden a transformarse de una economía en desarrollo basada en los recursos naturales, a una economía de la información.