Cambio Climático: de París-Marrakech al CONAMA

Germán Granda

Director General de Forética

 

Forética está participando durante esta semana en el CONAMA 2016, el Congreso Nacional de Medio Ambiente. La presentación de las iniciativas realizadas este año por el grupo de empresas vinculadas al Clúster de Cambio Climático de Forética, la sesión que hemos liderado sobre Carbon Pricing u otras sobre biodiversidad desde la perspectiva empresarial  o la discusión sobre la futura ley de cambio climático han sido nuestras principales aportaciones.

Ya desde la inauguración del CONAMA se ha debatido sobre los avances en la cumbre de Marrakech y no queríamos dejar de compartir la visión de los mismos que nos  traslada el WBCSD (Consejo Empresarial Mundial de Desarrollo Sostenible), organización empresarial de referencia en sostenibilidad de la que Foretica es su partner nacional para España.

Según el WBCSD, las negociaciones de la COP 22 terminaron en Marrakech con un mensaje claro: la transición a una economía con bajas emisiones de carbono es irreversible y los países, las empresas, los inversores y los gobiernos locales avanzan en la implementación del Acuerdo de París.

De hecho, el Acuerdo de París ha sido ratificado por 111 países, lo que lo convierte en uno de los procesos de ratificación más rápidos de la historia de las negociaciones sobre el clima. El impulso positivo continuó durante la COP y el 17 de noviembre se aprobó la Proclamación de Acción de Marrakech.

La Proclamación reafirma el compromiso de los países desarrollados de movilizar 100.000 millones de dólares al año para el año 2020 y cuenta con el respaldo de la nueva decisión de la COP de Financiación Climática a Largo Plazo y la decisión de la CMA1 sobre el Fondo de Adaptación.

Estas partnerships mundiales envían señales políticas y económicas a largo plazo que alientan a las empresas a invertir con más confianza en la economía baja en carbono.

Obviamente, uno de los temas más discutidos en Marrakech fue el aumento de la incertidumbre tras las elecciones en Estados Unidos. Durante la COP, más de 300 CEOs estadounidenses escribieron una carta abierta al Presidente electo de Estados Unidos, reafirmando su compromiso de abordar el cambio climático a través de la implementación del Acuerdo de París.

Además, los países representados en Marrakech avanzaron en una serie de alianzas globales y regionales clave en materia de política climática:

Estados Unidos, Alemania, Canadá y México han elaborado sus primeros planes a largo plazo con el horizonte 2050.
• En la COP22 se lanzó la Plataforma 2050 (2050 Pathways Platform) con más de 20 países, 15 ciudades, 17 estados y regiones y 196 empresas.
• China reafirmó su compromiso de abordar el cambio climático y lanzó su "10, 100, 1000" Iniciativa de Cooperación Sur-Sur
48 países del Foro Vulnerable para el Clima se comprometieron a aumentar sus contribuciones a nivel nacional (NDC) antes de 2020 y utilizar energía 100% renovable, destacando los beneficios económicos y las oportunidades de alcanzar el objetivo de 1,5 ° C. – un incremento del 10% en PIB global en comparación con los actuales NDC para 2050.
• Se puso en marcha la Asociación de NDC (NDC Partnership), una nueva coalición de países en desarrollo y países desarrollados e instituciones internacionales que trabajan juntas
La Iniciativa para las Energías Renovables de África (AREI) está avanzando con su ambiciosa iniciativa de suministrar 300GW de capacidad de generación de energía renovable para 2030.

Esta fue la primera COP post-París, y fue importante ver a las empresas tomando un papel de liderazgo durante la reunión. Por primera vez en la historia de la COP, la Conferencia de Soluciones para Emisiones Bajas organizada por el WBCSD, en la que Forética estuvo presente, movilizó a líderes de empresas, gobierno, ciudades, ciencia y academia para discutir soluciones. Reunió a más de 700 personas, 200 empresas, y 100 oradores durante tres días, poniendo soluciones tecnológicas innovadoras en el centro de la COP22 y la agenda de acción climática global.

Ahora más que nunca, debemos seguir trabajando juntos para aprovechar esta oportunidad para ampliar la aplicación del Acuerdo de París y acelerar la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono. Y juntos, como hemos estado en la excelente edición del CONAMA 2016, tenemos que hacer los deberes en España.