Colombia: incentivos tributarios para empresas que practican la #Sostenibilidad

Son muchas las empresas que mundialmente han adquirido el compromiso voluntario de conservar los recursos naturales a través de prácticas sostenibles, lo cual, además de contribuir con el planeta, les permite mejorar su imagen corporativa y aumentar su competitividad.

Incentivos tributarios para empresas colombianas

 

En Colombia se han dado los primeros pasos en cuanto al comportamiento responsable, motivando a diferentes sectores empresariales mediante incentivos tributarios:

  • Sobre el Impuesto a las Ventas IVA, siendo un beneficio en la exclusión de su pago.

  • Sobre el Impuesto a la Renta, como una reducción de la base gravable sobre la cual se calcula dicho impuesto.

Los anteriores beneficios son contemplados principalmente en la Ley 223 de 1995 y en la Ley 788 de 2002, y soportados bajo el Estatuto Tributario aplicable a todo el territorio colombiano.

La primera Ley establece una deducción de hasta el 20% en la Renta Líquida por inversiones en mejoramiento y control ambiental y una exclusión del impuesto sobre las ventas (IVA) en equipos y elementos (nacionales o importados) destinados a sistemas de control y monitoreo ambiental.

Por su parte la Ley 788 de 2002 estipula rentas exentas, por concepto de:

  • Venta de energía eléctrica generada con recursos  eólicos, biomasa o recursos agrícolas.

  • Servicios de ecoturismo.

  • Aprovechamiento de nuevas plantaciones forestales.

Además establece que las importaciones relacionadas con proyectos de reducción de emisiones de CO2 no causarán IVA.

En relación a la deducción sobre Impuesto sobre las Ventas, el Decreto 2532 de 2001 y la Resolución 486 de 2002, establecen como condición para los sistemas de control ambiental que:

  • Disminuirán la demanda de recursos naturales.

  • Prevendrán o reducirán el volumen y/o mejorarán la calidad de los residuos líquidos, las emisiones atmosféricas y los residuos sólidos.

Los sistemas de medición ambiental serán aquellos cuyo objeto sea la obtención, verificación o procesamiento de información sobre el estado, calidad o comportamiento de los recursos naturales renovables, variables o parámetros ambientales, vertimientos, residuos y emisiones.

Otras actividades que podrán ser beneficiarias serán la restauración, regeneración, repoblación y conservación de los recursos naturales y del medio ambiente, entendida como la adquisición de predios y terrenos necesarios.

Normativa reciente

La normativa relacionada más reciente, corresponde a la Resolución 563 del 21 de Diciembre de 2012, en la que se estipulan los procedimientos y requisitos  aplicables a los mismos impuestos para actividades de reducción en el consumo de energía y eficiencia energética, los cuales deberán corresponder a la implementación de metas ambientales, para el desarrollo de las estrategias, planes y programas nacionales de producción más limpia, ahorro y eficiencia energética establecidos por el Ministerio de Minas y Energía, lo anterior relacionado con el Decreto 2532 de 2001.

Caso particular de Bogotá

En el caso particular de Bogotá, la Secretaría Distrital de Ambiente actualmente incentiva la inversión ambiental mediante la Resolución 7189 de 2010 clasificando las empresas en bajo y medio impacto ambiental, para efectos del pago del impuesto predial y la Resolución 5999 de 2010 como el  programa de Excelencia Ambiental Distrital – PREAD, que además de los beneficios tributarios, cuenta con otros como el reconocimiento público de su destacada acción.

En la capital colombiana anualmente se ha incrementado el número de empresas de diferentes sectores que participan en el PREAD, a continuación se destacan algunos casos exitosos con la siguiente clasificación:

 

CLASIFICACIÓN

EMPRESAS

Élite

Altea Farmacéutica S.A., AzulK S.A., Sigra S.A., Compañía Nacional de Chocolates S.A.S., Eurofarma Colombia S.A.S., Gaseosas Colombianas S.A., Gaseosas LUX S.A. Lasea Soluciones E.U., Mexichem Colombia S.A.S., MiniPak S.A. y Pharmetique S.A.

Excelencia Ambiental

Industria Colombiana de Café S.A.S., Koyomad productos cárnicos S.A., Procables S.A. y Protela S.A.

En marcha

Alvilla S.A.,  Cristalcryl de Colombia S.A., Impresos JC Ltda. y Multidimensionales S.A.

Postulante

Editorial JL impresores Ltda., Biomax GNE EDS Bima y Ecolcin S.A.S.

 

Las empresas interesadas en aplicar a nivel nacional o distrital, deberán demostrar que su inversión es medible y cuantificable, además de no estar relacionada con requerimientos legales de las autoridades ambientales, es decir será una acción exclusivamente voluntaria, garantizando así que las empresas sean premiadas por su compromiso con el planeta.

A nivel nacional, el caso exitoso corresponde a Industrias Cruz Hermanos S.A., empresa  del sector mobiliario que fabrica productos metálicos y metal-plásticos con 49 años de experiencia en el mercado. Su acción, la adquisición de un tren de pintura para sus procesos, logrando eliminar por completo el uso del recurso hídrico y vertido de aguas residuales industriales, lo cual les permitió ser beneficiarios del incentivo tributario sobre el pago del impuesto de la renta en el año 2012.

Sin ser un país líder en inversión ambiental, Colombia ha iniciado el camino en algunos sectores, no obstante, son pocas las empresas que han accedido aún a los beneficios, dado el desconocimiento de la normativa aplicable.