Control de emisiones: notificación en el Registro E-PRTR

A poco menos de dos meses para cerrar el año 2013, es un buen momento para recapitular si se han ido realizando todos los controles ambientales periódicos solicitados en las Autorizaciones Ambientales Integrales (AAI), o aún queda alguna medición pendiente.

En esta ocasión, nos centraremos en uno de dichos requerimientos que se solicita a las empresas clasificadas dentro del anejo I, de la Ley 2/2002, y concretamente con lo recogido en su artículo 8.3:

“Los titulares de las instalaciones notificarán, al menos una vez al año, a las Comunidades Autónomas

en las que estén ubicadas, los datos sobre las emisiones correspondientes a la instalación”.

Dicho artículo tiene su origen en el artículo 15 de la Directiva 96/61/CE, con el objetivo de mantener el espíritu del “Convenio de Aarhus” sobre el acceso a la información y la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

Inventario Europeo de Emisiones Contaminantes

Para dar respuesta a este requerimiento, se instituyó el Inventario Europeo de Emisiones Contaminantes (EPER), que en el año 2006 mediante el Reglamento 166/2006, se sustituyó por el Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (European Pollutant Release and Transfer Register), más conocido por sus siglas E-PRTR.

En el Registro E-PRTR se exige la notificación de un mayor número de sustancias  que en el inventario EPER; además se amplían las matrices sobre las que se informa:

  • Emisiones a la atmósfera.
  • Vertidos.
  • Suelos (además de incluirse las emisiones fugitivas y difusas, que puedan existir).
  • Y la transferencia de residuos.

En España se aprobó el Real Decreto 508/2007, para ampliar el suministro de información necesaria para cumplir con el citado Reglamento 166/2006 y aumentar el nº de sustancias sobre las que informar.

En el Anexo II del citado R.D. 508/2007 se establece el listado de sustancias sobre las que se debe informar cuando se emitan de forma significativa. En este sentido, conviene aclarar que los complejos industriales no tienen que informar de todo el listado de sustancias, sino sólo de aquellas que se consideren más representativas de su actividad. Para facilitar dicha selección, sirve de apoyo los apéndices 4 y 5 de la “Guía para la implantación E-PRTR”, donde para cada tipo de instalación se hace una selección de parámetros orientativos que pueden generarse dentro de las empresas de ese sector, pero aun así, como se comentaba sigue siendo un listado orientativo y no vinculante de las sustancias que se deben medir en la instalación.

En el citado Anexo II, asociado a cada sustancia, se establece el valor umbral de emisión en cada tipo de matriz (emisión a la atmósfera, al agua y al suelo), es importante identificar que el valor umbral de emisión no es un valor límite, y que la superación del valor umbral establecido supone la publicación e información pública en el registro E-PRTR, de las emisiones de la sustancia que haya superado dicho valor umbral de emisión.

Cuando el complejo industrial informa de las sustancias emitidas a la Autoridad competente, debe indicar el procedimiento que ha seguido para informar de la carga másica anual emitida, para ello puede hacerlo por tres vías distintas:

  • M: Medido, métodos de medida normalizados o aceptados. En continuo o en periodos representativos.
  • C: Calculado, métodos de estimación aceptados y factores de emisión representativos. Utilizando datos de consumo, balances, etc.
  • E: Estimado, estimaciones no normalizadas, deducido de las mejores hipótesis o de opiniones autorizadas.

Captura de http://www.prtr-es.es/ de la Guía de Orientación sectorial con información al sector de galvanización

En ningún caso se establece la obligación de obtener el dato mediante medición, cálculo o estimación (salvo requerimiento expreso de la Administración competente), pero sí se recomienda que se obtenga el dato si es posible mediante medición, en segundo lugar empleando factores de emisión representativos, y en última instancia realizando una estimación.

Dentro de cada modo de obtención del dato, a su vez hay varias formas de llegar hasta el valor de concentración, por lo que también hay que especificar qué norma se ha empleado para realizar la medición (CEN, ISO, EPA,…) y qué personal ha realizado la medición (personal acreditado por ENAC, un laboratorio sin ninguna acreditación en el área de trabajo, personal de la propio empresa, etc). Del mismo modo, cuando se emplean factores de emisión, hay que especificar la fuente de la cuál se ha obtenido dicho factor, como por ejemplo de un método de cálculo reconocido a escala internacional, recogido en un documento BREF, etc.

Por ello es importante, a continuación del método de obtención del dato (M, C, E) especificar en detalle la metodología empleada (ver epígrafe 1.1.11.5 de la citada “Guía para la implantación E-PRTR”), para que la Administración disponga de toda la información sobre la procedencia de los valores que se informan, y pueda valorar la procedencia del método empleado.

El plazo de notificación de los complejos a la Autoridad competente para introducir la información requerida en el R.D. 508/2007, en materia del registro E-PRTR comprende desde el 1 de enero al 31 de marzo del año siguiente al periodo del año anterior del cual se informa, es decir para notificar los valores correspondientes al año 2013, el plazo de notificación será desde el 1 de enero al 31 de marzo de 2014.

Con este breve resumen del actual Registro E-PRTR, espero poder haber aclarado las bases de su origen y funcionamiento, y sobre todo para aquellos que aún no han realizado sus mediciones o cálculo para obtener los datos a notificar, que les sirva de aviso de que aún están a tiempo de realizarlo en este último mes y medio del año.

Por último, mencionar como principal fuente bibliográfica y de documentación de acceso a la información del público la pagina web http://www.prtr-es.es/ del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, donde se pueden realizar búsquedas por sustancias, por sector, etc.