Drenaje Urbano Sostenible: SUDS, nueva solución del Ayuntamiento de Pamplona

Los sistemas de drenaje urbano sostenible o SUDS, fueron inicialmente desarrollados para gestionar polución difusa generada por la actividad rutinaria en zonas urbanas. Pero estos sistemas han evolucionado y sus actuales criterios de diseño, como nos indica Javier García de 2GProjects especialista en la materia, incluyen pero no están limitados al: control de caudales punta e inundaciones, reducción de contaminantes, recarga de acuíferos, prevención de erosión de cauces o protección del hábitat natural.

El Ayuntamiento de Pamplona se propone construir, en una superficie aproximada de 1.5 hectáreas, unas instalaciones que acogerán los viveros municipales y que contarán con la utilización de las técnicas de SUDS, en las que se pretenden recoger, depurar y reutilizar las escorrentías para el riego de los viveros. Su necesidad radica en la falta de medios técnicos específicos para la planificación, construcción y gestión de sistemas sostenibles para el drenaje del agua de lluvia a nivel provincial.

Para ello se han tenido en cuenta prácticas de producción sostenible mediante las que se pretende promover la conservación del medio ambiente y la calidad de masas de agua cercanas, manteniendo altos niveles de producción y calidad, promoviendo bajo sus acciones la Economía Circular (ya descrita con anterioridad en el artículo 4 notas de la masterclass “Agua y desarrollo: reflexiones para el futuro” de Angel Simón).

Tradicionalmente, las aguas pluviales de estas zonas se trasladarían mediante tuberías a ríos o masas de agua cercanas; sin embargo, mediante los nuevos viveros contarán con distintas zonas que cumplirán diversas funciones y que generarán durante episodios de lluvia, escorrentía con diferente carga contaminante:

  1. Zona de cuidado de plantas y árboles que contará con invernaderos, zonas de sombreo, arbolado en tierra y arbolado en contenedores. La escorrentía generada contará con fuerte carga de nutrientes originada por los abonos utilizados. También incluirá materia orgánica y sólidos arrastrados.
  2. Zona de gestión de tierras que contará con una zona de almacenamiento y mezcla de tierras y con un edificio para oficinas, maquinaria y almacenes. La carga contaminante de esta zona incluirá sólidos arrastrados, metales pesados originados por la maquinaria utilizada, contaminantes originados del desgaste y corrosión de materiales utilizados en los edificios e hidrocarburos originados por perdidas de aceite de vehículos, combustible, etc.
  3. Aparcamiento de vehículos. La contaminación difusa de esta zona incluirá principalmente metales pesados e hidrocarburos.

Se instalarán diferentes sistemas que cumplan con diferentes funciones depurativas, de control de caudales y también estéticas. Inicialmente se prevé la construcción de diferentes unidades de bioretención y bioinfiltración con capacidad de encharcamiento, donde la escorrentía contaminada llegará tras pasar por una serie de franjas de césped o filtros verdes, provenientes de las 3 zonas nombradas, con anterioridad.

Los elementos SUDS también llevarán a cabo una función estética importante ya que ayudarán a suavizar el impacto visual que supone construir en una zona actualmente utilizada para labores agrícolas y que es frecuentada por paseantes.

Este proyecto se contempla como un paso inicial demostrativo en el contexto de la aplicación de la Directiva Marco del Agua en Navarra , en el ámbito de la gestión de aguas superficiales.