Encuentra tu #VíaVerde

Las infraestructuras ferroviarias en desuso pueden servir para acercar la naturaleza a las ciudades si pasan a ser Vías Verdes, reconvirtiéndose así en itinerarios aptos para el uso de cicloturistas y senderistas. Se trata de rutas de fácil acceso gracias a sus ligeros desniveles y además tienen un impacto ambiental positivo si se hace buen uso de ellas. Las Vías Verdes se han convertido en un espacio para el disfrute de los ciudadanos y un reclamo para el turismo. En las zonas rurales, por su importancia para la cohesión territorial y la dinamización socioeconómica sobretodo si son zonas en riesgo de despoblación; y en las zonas urbanas, proporcionando un respiro de naturaleza en plena ciudad. En estas infraestructuras se pueden practicar hábitos saludables que mejoran el bienestar de sus usuarios y elevan la calidad de vida.

Ante todo, el tren es el nexo de unión del territorio. Una red ferroviaria crea cohesión entre los pueblos y provoca un desarrollo del territorio como quizá ningún otro medio pudiera hacer. Por consiguiente, cuando una estación de tren cierra, se fractura la red y deja un gran vacío en la población. Es decir, dicho núcleo de población queda incomunicado y marginado. Cada caso es distinto, en el caso de la Vía Verde de la Sierra, en Cádiz, la caída de la dictadura de Primo de Rivera y el retraimiento ecónomico que le siguió, determinaron la interrupción de las obras del trazado ferroviario Jerez-Almargen, que nunca se completaron. Por el contrario, en el caso del Ferrocarril del Almanzora, la linea férrea fue cerrada cuando la Junta de Andalucía dejo de aportar financiación económica desde el primer año de asumir su gestión en 1985, dejando así incomunicados por tren directo Levante y Andalucía y frenando el desarrollo rural de esta región. En cualquier caso hoy en día, las Vías Verdes son una oportunidad.

En España había 18.000 km de lineas férreas en los años 50 de las que actualmente quedan aproximadamente 10.000 km, dicho sea que más de 2.100 km las hemos convertido en 102 Vías Verdes, pero no sólo existen aquí. Es una idea originaria de Reino Unido y Estados Unidos, ya en Europa hay más de 16.000 km de Vías Verdes y España es el tercer país con más kilómetros sólo después de Alemania y Francia. Una de las Greenways más famosas es la High Line Park de Nueva York, un proyecto realizado por el equipo de arquitectura pasajística de James Corner y Diller Scofidio+Renfro. Y en París está la Promenade Plantée, un paseo que sigue el trazado de una antigua línea férrea de casi 5 km de largo desde la Bastilla hasta Vincennes.

¿Están todas conectadas? No, pero ese es el objetivo. Ahora se disponen en tramos aislados y se esta trabajando para crear una red de itinerarios, para al menos conectarlas con vías pecuarias, carriles bici, senderos, etc. Además todas son distintas, de hecho hay para todos los gustos: urbanas, de montaña, costeras, mediterráneas, atlánticas, etc. Tan distintas que hasta hay unos premios a nivel europeo para valorar su calidad, los European Greenways Award.

Los European Greenways Award se centran en estas tres caracteristicas principales:

  • Confort, accesibilidad y seguridad, incluyendo si están alejadas del trafico motorizado.
  • Abiertas al uso de todos, a pie, en bici, en patines, silla de ruedas, etc.
  • Servicios para los usuarios a lo largo de la vía.

¿Qué hacen las Vías Verdes por nosotros? Son muy atractivas para el ecoturismo. Tienen un impacto positivo en diferentes áreas:

  • Preservación y conservación del patrimonio cultural e industrial.
  • Reducción de los efectos de la contaminación atmosférica y la congestión del tráfico en los núcleos urbanos favoreciendo así el transporte sostenible.
  • Calidad de vida de las áreas urbanas y suburbanas.
  • Preservación del suelo urbano.
  • Desarrollo económico, social y turístico, incluyendo regiones en riesgo de despoblación.
  • Salud pública y deporte.
  • Educación ambiental y descubrimiento de las áreas naturales en la ciudad.

Alrededor de las vías férreas existe un gran patrimonio cultural e industrial y además desconocido, no es de extrañar que muchos de nosotros no sepa que el Puente de Baúl (Granada) es de Gustave Eiffel. Es así que, ingenieros y arquitectos de reconocido prestigio internacional fueron los encargados de diseñar y construir la rica red ferroviaria española, muchas veces dejada al abandono. Por todo ello, es muy importante apoyar la proliferación de estos espacios verdes no sólo con financiamiento público, si no a través de autofinancimiento y el automantenimiento, pero ¿cómo? Son muchas las propuestas y los buenas prácticas que ya se llevan a cabo en todo el mundo. Caben propuestas como promover el voluntariado, fomentar actividades de educación ambiental, crear campañas de apoyo económico, organizar eventos, buscar sponsors e incluso, vender productos online como ya hacen Friends of the High Line en Nueva York o SUSTRANS en UK.

Actualmente se está desarrollando Greenways Product, coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, para potenciar la colaboración público-privada y consolidar la imagen de marca “Vías Verdes europeas”. A día de hoy se están llevando a cabo una serie de acciones, entre ellas: crear el “Greenways product”, workshops y jornadas, reuniones, paquetes turísticos, press trips y fam trips, redes sociales, mapas, guía de buenas practicas y manual de impacto socioeconómico.

Para ser un habitual de las Vías Verdes y respetarlas, es importante recordar que hacer un mal uso de ellas conlleva una grave huella para la naturaleza. Mantenerlas limpias, libres de humos y ruidos y respetar a sus usuarios son tres normas básicas a tener en cuenta. Al tratarse de un camino que une ciudades y naturaleza, es una vía fácil de acercar los perjuicios de la ciudad a los parques naturales.

Las Vías Verdes son sin duda, una forma sana de hacer del entorno un medio vivaz y sostenible. En bicicleta, a caballo o a pie, las Vías Verdes son una propuesta muy recomendable para las vacaciones, asequibles para todas las edades y niveles de forma física.

Foto: Mapa de Vías Verdes de Fundación de los Ferrocarriles Españoles