Fundación Aquae, la primera fundación en recibir el sello de compensación de huella de carbono del MAPAMA

Con esta concesión, la Fundación Aquae queda inscrita en la sección de Compensación de huella de carbono, con una compensación del 100%, 6 y 7 t de CO2, de la huella de carbono correspondiente a los años 2014 y 2015 a través del proyecto de absorción de dióxido de carbono en la zona incendiada del término municipal de Pego.
 
El sello ha sido renovado porque la Fundación mantiene su plan de reducción de emisiones para mejorar el impacto de la huella de carbono. Es, además, un paso significativo en el objetivo de combatir la aceleración del cambio climático.

Fundación Aquae puso en marcha en 2015 el proyecto de restauración de suelo y paisaje mediante la reforestación de entre 8 y 9 hectáreas en el término municipal de Pego, Alicante tras un fuerte incendio. Allí ya se ha sembrado lo que será en un futuro próximo un bosque de 5.000 nuevos árboles de especies autóctonas y resilientes, compensando con ello los efectos devastadores del fuego y las emisiones de CO2, tal y como reconoce ahora la concesión de la Oficina de Cambio Climático del ministerio.

El compromiso de Fundación Aquae con el cuidado al agua, el medio ambiente y el desarrollo sostenible queda así reconocido con uno de los sellos de mayor importancia en lo que respecta al Medio Ambiente.

Para la Fundación Aquae esta es una forma de contribuir en la lucha contra el cambio climático, ya que una de las mejores maneras de hacerlo es mediante una emisión moderada de CO2 y mediante la reforestación en zonas que lo requieren.

La huella de carbono es:

«La totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto».

Se mide en masa de CO2 equivalente. Una vez conocido el tamaño y la huella, es posible implementar una estrategia de reducción y/o compensación de emisiones.

Los árboles cumplen una doble función fundamental para la vida: absorben CO2 y generan oxígeno de tal forma que sembrar árboles es sembrar oxígeno, fundamental para la vida: 22 árboles suplen la demanda de oxígeno de una persona al día. Pero además, restaurar zonas forestales incendiadas, es ganarle la lucha a la desertización y al cambio climático.

La Fundación Aquae combina pensamiento y acción alrededor de un nuevo modelo de desarrollo social, económico y medioambiental sostenible y trabaja para apoyar el talento emprendedor, la investigación y la innovación en el sector de la sostenibilidad. Impulsa la investigación, el conocimiento y la experiencia para desarrollar tecnologías inteligentes, el progreso social de las personas y promover la transformación económica y social sostenible, atendiendo a la excelencia profesional en equilibrio con el medio ambiente.
 
Más información en: http://www.fundacionaquae.org/