Gestión de residuos Colombia: novedosas iniciativas y un cambio cultural

La gestión de residuos comprende uno de los problemas ambientales de alta prioridad en el mundo, dadas sus repercusiones en los ecosistemas y en la salud pública.Esta problemática se hace compleja, en la medida en que los residuos son generados por diferentes sectores y procesos; como consecuencia de esto, son variadas sus características físicas, químicas o biológicas y, por ende su tratamiento y disposición final son también diversas.

Según datos del Ministerio de Ambiente, en Colombia se recicla el 13% del total de los residuos generados, el 7% por recuperadores y/o cooperativas informales y el 6% por convenios directos entre el comercio y la industria, lo cual evidencia un bajo control sobre los desechos del país.

No obstante, se ha avanzado en el manejo de los diversos tipos de residuos a nivel industrial, institucional y urbano, lo cual se ha soportado jurídicamente del siguiente modo:

  • Gestión integral de residuos sólidos: Resolución 1045 de 2003
  • Residuos peligrosos: Decretos 4741 de 2005 y 1609 de 2006
  • Residuos Hospitalarios: Decreto 1669 de 2002
  • Residuos de bombillas: Resolución 1511 de 2010
  • Residuos de computadores y periféricos: Resolución 1512 de 2010
  • Aceites usados: Resolución 1188 de 2003

Como resultado de las exigencias legales, campañas y asesorías, las principales ciudades revelan un aumento en la gestión y manejo de sus residuos; tal es el caso de Bogotá, como lo indican las cifras de la Secretaría de Ambiente, donde el total del material reciclado recolectado en el 2007 fue 342.492 Kg y el registro para el  2012 indica un total recolectado de 2´809.794 kg.

Iniciativas y nuevos modelos

Son varios los casos e iniciativas que fomentan el reciclaje y la reutilización de residuos en el país, permitiendo articular iniciativas y prácticas locales, que paulatinamente establecen modelos para el óptimo manejo y aprovechamiento de residuos:

  • Plastipol S.A. es una empresa innovadora que, además de reutilizar residuos, evita la tala de bosques; está ubicada en el municipio de la Estrella, Antioquia, y su actividad se basa en el reprocesamiento de residuos plásticos para la fabricación de Madera Plástica, la cual es empleada en productos como: estibas, estanterías,  casas, muelles, escaleras, tapas para el sistema de acueducto, corrales, parques infantiles, kioskos, cercas, bancas y mesas, entre otros.
  • El proyecto más controvertido por su magnitud, complejidad logística y financiera, se inició en el año 2012 en Bogotá, denominado Basura Cero, y cuyo objetivo es lograr que los residuos sólidos no sean enterrados o incinerados, sino aprovechados y devueltos al ciclo productivo en un 100%. Esta idea del actual Alcalde, pretende dar aprovechamiento a todos los residuos generados por los ciudadanos y, a su vez, vincular a los recicladores que por años han realizado este oficio de manera informal. A la fecha, el proyecto está en desarrollo de su primera etapa y se ha enfocado en la educación ambiental y organización del sistema de separación en la fuente y recolección.
  • Los eventos masivos también han sido mecanismos de gestión integral de residuos; ejemplo de ello fue la estrategia “Jugar Limpio al planeta” en los Juegos Mundiales 2013 de la ciudad de Cali, donde el manejo de los residuos fue una de sus acciones de responsabilidad con el medio ambiente. Para tal fin, en todos los escenarios deportivos se instalaron contenedores de separación de residuos, los verdes para la basura orgánica y los azules para todo desecho reciclable. El personal encargado para esta labor, estuvo compuesto por recicladores de la ciudad quienes de manera organizada, llevaron a cabo toda la cadena de manejo, desde la recolección, hasta entrega final.
  • La iniciativa más reciente para la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEES), se llevó a cabo el pasado mes de septiembre, con la firma de un acuerdo entre el grupo aragonés Pronet y el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, cuyo principal propósito radica en la reducción de la cantidad y peligrosidad de los RAEES, así como fomentar su correcta gestión y promover su recogida selectiva.
  • Siendo un país de raíces indígenas y tradición artesanal, esta labor no podía quedarse atrás en la actividad ambiental. Actualmente, y gracias al apoyo de Artesanías de Colombia y Coca Cola, se ha puesto en práctica la tendencia mundial de "upcycling", encaminada a reutilizar de manera creativa; para ello se han empleado botellas plásticas para la creación de modelos exclusivos de lámparas con tejidos de paja de tetera, la cual es teñida de variados colores, gracias a las manos creativas de los indígenas del Cauca desplazados por la violencia, y que actualmente viven en Bogotá.

Las diferentes acciones han ido edificando un cambio cultural, social y sistemático, que gradualmente logrará optimizar el manejo de los residuos, pero sobretodo la disminución en su generación.