Hidrogea lidera un proyecto de investigación para la eliminación de contaminantes emergentes

La empresa del agua cuenta con la UCAM y el Centro Tecnológico de la Conserva y Alimentación, para desarrollar el proyecto con un presupuesto total de 1.283.296 €

 

Hidrogea, junto a la Universidad Católica (UCAM) y el Departamento de Medio Ambiente y Agua del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTC) desarrollará un proyecto de investigación denominado Clean Up. Gracias a este trabajo ser creará una tecnología muy innovadora y no existente en el mercado actual que eliminará los contaminantes emergentes.

Los contaminantes emergentes son sustancias derivadas de las actividades humanas de hoy en día. Compuestos desconocidos o no reconocidos como contaminantes, cuya presencia en el medio ambiente no es nueva, aunque sí la preocupación por sus consecuencias. Dentro de estas sustancias podemos destacar los fármacos, hormonas o productos de cuidado e higiene personal. Este proceso de eliminación no generará residuos y la energía eléctrica necesaria será obtenida a partir de fuentes de energía renovable.

El Clean Up, cuyo presupuesto total es de 1.283.296 €, será subvencionado en un 60% por el programa nacional FEDER INNTERCONECTA 2016, que en su convocatoria ha destacado este proyecto dentro del reto: ‘Acción sobre el cambio climático y eficiencia en la utilización de recursos y materias primas’

Para su realización se ha creado un consorcio científico-tecnológico-empresarial constituido por tres empresas de la Región de Murcia que representan tres sectores importantes de la industria de tratamiento y gestión de recursos hídricos y la energía: Hidrogea, Hidrotec y Regenera. Este consorcio se verá reforzado por la participación de dos importantes centros de investigación especializados en la temática del proyecto: el Grupo de Investigación Reconocimiento y Encapsulación Molecular (REM) DE LA Universidad Católica de Murcia (UCAM) y el Departamento de Medioambiente y Agua del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTC).

El estudio consiste en el desarrollo de un sistema de tratamiento del agua de salida de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR), que permitirá la eliminación de estos contaminantes resistentes a los tratamientos convencionales, gracias a su paso por un polímero de ciclodextrinas, una sustancia que retendrá casi en su totalidad los contaminantes emergentes presentes. El agua de salida del polímero se someterá a un proceso de oxidación avanzada para degradar los contaminantes no retenidos, reducir la toxicidad y a la vez destruir microorganismos patógenos, maximizando así la eficiencia del tratamiento. Del mismo modo los contaminantes emergentes que si han sido retenidos por el polímero también serán tratados mediante la oxidación avanzada para la destrucción de dichos compuestos.