Impuesto al Sol en el autoconsumo eléctrico ¿Cómo se calcula?

También publicado en www.certificadosenergeticos.com

El autoconsumo y su desarrollo en España además de su comparación con otros países ha sido motivo de jornadas y debates. Las dudas y la incertidumbre sobre qué va a pasar, continúa 9 meses después de la aprobación de un real decreto difícil de entender y por lo visto también de aplicar ¿Cómo se interpreta el decreto? ¿Cómo se calcula el ‘Impuesto al Sol’? ¿De qué depende? ¿Pagan todos lo mismo? Participa con tus comentarios.

El RD 900/2015 de autoconsumo aprobado definitivamente el 9 de octubre de 2015 vuelve a ser noticia. La celebración de nuevas elecciones el 26 de Junio de 2016 vuelve a poner en la palestra el famoso ‘Impuesto al sol’ por el cual existe una gran incertidumbre sobre cual será su desarrollo durante los próximos meses. Y la gran pregunta es ¿Qué pasará si se produce un cambio de gobierno? ¿Se derogará el RD 900/2015 y su famoso ‘Impuesto al Sol’? No olvidemos que fueron 18 los partidos políticos en el Congreso, los que se manifestaron en contra de este RD de autoconsumo y que también se comprometieron a derogarlo si llegaban al gobierno. Pero y si se mantiene ¿Cómo se calcula? ¿Existen exenciones?

¿Cuál ha sido la evolución del ‘Impuesto al Sol’ desde que fue aprobado hace 9 meses?

 

Pues parece ser que todavía nadie ha pagado el famoso ‘Impuesto al Sol’ y nadie ha sido multado, ni por dejar de inscribir su instalación generadora en el registro, ni por dejar de pagar el famoso impuesto. Incluso a pesar de que el RD 900/2015 incluye multas de hasta 60 millones de euros por su no cumplimiento. Y además parece ser que las compañías encargadas de cobrarlo no saben cómo hacerlo. Ninguna comercializadora está cobrando el ‘Impuesto al sol’.

Por otro lado, dentro de este panorama desalentador que rodea el autoconsumo, la “buena noticia” es que el coste por invertir en la instalación de autoconsumo es cada vez menor.  Según la Unión Española Fotovoltaica UNEF, el coste medio por invertir en la compra de paneles fotovoltaicos se ha reducido en hasta un 80% durante los últimos 5 años en Europa, y parece que seguirá bajando. No obstante la aplicación del Impuesto al Sol hace que los períodos de amortización de estas instalaciones generadoras se puedan prolongar en el tiempo. En el caso de instalaciones de PYMES, el período de amortización pasaría de 5 a 7,5 años, en instalaciones domésticas, el período de amortización se estima en 16 años en cualquier caso y en el sector servicios la aplicación del Real Decreto 900/2015 y por tanto teniendo en cuenta el ‘Impuesto al Sol’, el período de amortización de la inversión pasaría de 8 a 12 años. A pesar de todo existen instalaciones funcionando en España desde hace mucho tiempo, porque interés en el autoconsumo existe y sus beneficios son múltiples: se evita el uso de fuentes de energía contaminantes, se reduce la dependencia energética y el coste asociado, se reduce el precio de la electricidad para todos los consumidores y se genera competencia en el mercado.

¿Qué tengo que considerar para calcular el ‘Impuesto al Sol’?

 

En una jornada sobre autoconsumo y RD 900/2015 COITIG organizada por la Fundación para la Eficiencia Energética (f2e), celebrada el 4 de Febrero de 2016, Amparo Balbastre delegada de UNEF en la Comunidad Valenciana, expone todas las pistas para entender este decreto. En realidad el nuevo ‘Impuesto al Sol’ se compone de dos cargos y afecta a aquellas instalaciones de autoconsumo que a la vez estén conectadas a la red eléctrica, es decir, que tienen además contratado el consumo de electricidad con una compañía eléctrica:

1. El cargo por la potencia instalada, que se aplica sólo cuando la instalación cuenta con baterías para el almacenaje de energía generada no consumida en el instante, y que también se aplica cuando el consumo pico supere la potencia contratada a la compañía eléctrica. Este cargo se computa por en euros/ kW*año generados.

2. El cargo por la energía autoconsumida, y que se compone de peajes de acceso menos las pérdidas en redes más los servicios de ajustes.

Para el segundo cargo se eximen de su pago las instalaciones de potencia inferior a 10 kW, las instalaciones ubicadas en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla, las instalaciones de cogeneración y frenado de trenes hasta 2020 y se reduce el cargo para instalaciones ubicadas en Mallorca y Menorca. Este cargo se computa en euros/kW*h. No obstante esta exención es transitoria, lo que significa que esta medida se puede eliminar en cualquier momento.

Impuesto al Sol peaje de respaldo autoconsumo

Imagen. Jorge Morales de Labra en el programa ‘Más vale tarde’ de la sexta explica el coste por el mismo consumo eléctrico con y sin autoconsumo. Paga más quien autoconsume ¿Peaje solidario o impuesto al sol?

El RD 900/2015 recoge además en su artículo 18 la consideración de otro cargo por otros servicios del sistema. Este impuesto se refiere al pago a realizar por la función de respaldo que el conjunto del sistema eléctrico realiza para posibilitar la aplicación del autoconsumo. Este tercer componente se aplicará al consumidor acogido a cualquier modalidad de autoconsumo (tipo 1 y 2) y se aplicará a la energía correspondiente al autoconsumo horario, es decir, en función de la energía eléctrica que provenga de la instalación de generación.

En este vídeo a continuación de apenas 30 minutos se explica cómo este peaje afecta a una misma instalación con y sin autoconsumo,  y desde luego demuestra la incoherencia que supone el ‘Impuesto al Sol’ . El estudio arroja datos interesantes ya que como bien se indica en la presentación el ‘Impuesto al Sol’ implica para aquellos consumidores que lo tengan que abonar, que estarán pagando más peajes para el mantenimiento del sistema que el resto de consumidores, siendo además los que menos lo utilizan y teniendo en cuenta que ya pagan los costes del sistemaen su factura de electricidad con la compañía eléctrica contratada. Esto significa que a mayor energía generada con tu propia instalación de autoconsumo más se cargarán los kWh importados de la red debido al ‘Impuesto al Sol’. Os recomendamos la visión completa de este vídeo:

¿Qué coste tiene una instalación fotovoltaica teniendo en cuenta el ‘Impuesto al Sol’?

 

Jorge Morales de Labra explicaba el 14 de Mayo de 2015 (antes del 20 D y la aprobación del RD de autoconsumo), en la Sexta para el programa ‘Más vale tarde’ de qué se compone una instalación fotovoltaica completa con batería, cuál es su coste y en cuanto tiempo se amortiza. Sin duda la idea que de en un futuro todo usuario pueda disponer de su propia instalación generadora de electricidad en casa sin depender de ninguna energética y además libre de emisiones de CO2, es toda una revolución energética que tarde o temprano tendrá que materializarse, aunque parece que no podrá ser sin tener que salvar antes algunos escollos.

Para la independencia energética se necesita 2 ó 3 paneles, un inversor y sobre todo al menos una batería, además de la capacidad del usuario para adaptar su consumo a la producción de la electricidad a lo largo del día. Su coste global instalada es de unos 8.000 euros para una familia media española (70 euros/mes gasto en factura energética), recuperable en 9-10 años si no existiera el ‘Impuesto al Sol’, y cuanto más aumenta el precio de la energía, antes se amortiza la inversión. La gran revolución en este caso no es sólo la reducción del coste de las placas fotovoltaicas, sino la gran reducción del coste asociado a la compra de baterías para el almacenamiento. En este vídeo podrás escuchar a Jorge Morales de Labra que en tan solo siete minutos explica porqué Hay compañías eléctricas a las que no les interesan estas baterías’.

Si se tuviera en cuenta el ‘Impuesto al Sol’, el coste de la energía al año para una familia media que intenta ahorrar en consumo de energía, en lugar de reducirse, se dispara. Es por tanto una medida restrictiva que en absoluto favorece el desarrollo de la generación distribuida y por lo tanto del aprovechamiento de las energías renovables. Jorge Morales de Labra explica en el siguiente vídeo lo que supone en coste la compra de una instalación fotovoltaica para una familia con una factura de electricidad media anual de 800 euros y cómo afecta a su bolsillo el famoso ‘Impuesto al Sol’. En este caso, al coste de los 5.000 euros de la instalación habría que sumar 1.500 euros más por burocracia, otros 5.000 euros por la batería y finalmente unos 220 euros al año por el famoso ‘Impuesto al Sol’ que se restaría a los 600 euros de ahorro al año inicial, por lo que el período de amortización se dispara a 30 años:

Si bien es cierto que una instalación de potencia inferior a 10 kW está exenta de pagar el impuesto por la energía generada en su placa, como ya se ha comentado en este post, esta exención es transitoria y se puede eliminar en cualquier momento.

Otras fuentes: www.energias-renovables.com. Especial fotovoltaica: no era un impuesto, era un brindis.