.@ISMedioambiente: Unión de la #Energía

La Unión Europea es el mayor importador de energía del mundo (53%, en torno a 400.000 millones de euros al año). Esto junto con el hecho de que sigue, habiendo aún "islas energéticas" aisladas en la UE y que las energías renovables no se han integrado plenamente en el sistema de la electricidad, ha sido clave para que Europa tomara conciencia de su necesidad de cambiar la manera de organizar su sistema energético.

En consecuencia el pasado 25 de febrero de 2015 la Comisión Europea presentó su estrategia para lograr una Unión de la Energía resistente y con una política de cambio climático orientada al futuro.

En esta estrategia se establecen los objetivos de la Unión Energética y los pasos que la Comisión Juncker adoptará para lograrlos, incluyendo entre otros: una nueva legislación para rediseñar y reformar el mercado de la electricidad, la garantía de una mayor transparencia en los contratos de gas, el desarrollo sustancial de la cooperación regional como paso importante hacia un mercado integrado con un marco regulador más estricto, nuevas normas que aseguren el suministro de gas y electricidad, mayor financiación de la UE destinada a la eficiencia energética, un nuevo paquete de medidas sobre energías renovables, mayor atención a la estrategia europea de investigación e innovación en materia de energía, la elaboración de informes anuales sobre el estado de la Unión de la Energía, etc.

Los beneficios estimados de este mercado único de la energía en Europa

 

Para los ciudadanos europeos

 

  • Reducción del importe de la factura energética gracias al uso de tecnologías inteligentes

  • Generación de nuestra propia energía a través de fuentes renovables que alimentarán la red eléctrica

  • Mejora de la seguridad energética que reducirá el riesgo de cortes de suministro

     

Para las empresas

 

  • Nuevas tecnologías y servicios energéticos y climáticos

  • Crecimiento y empleo ecológicos en la UE y oportunidades de exportación al extranjero

  • Más seguridad para los inversores, con indicaciones sobre los precios que reflejen las necesidades a largo plazo y objetivos políticos claro

     

Para el clima

 

  • Una ambiciosa reducción de, como mínimo, un 40% de las emisiones de CO2 para 2030

  • Mayor proporción de energías renovables en la combinación energética de la UE

  • Aumento de la eficiencia energética, sobre todo en los sectores de la construcción y el transporte

     

Con la creación de este mercado único energético la Unión Europea busca la autosuficiencia energética de Europa asegurando el suministro, siendo clave la política de lucha contra el cambio climático. De todo esto se deduce que para el nuevo escenario energético que se va a desarrollar en los próximos años va a ser necesario ser conocedores del mercado energético y de las estrategias de eficiencia energética así como saber calcular la huella de carbono para dar respuesta al compromiso de reducción de emisiones  de gases de Efecto Invernadero.

Por ello, el Instituto Superior del Medio Ambiente  ha diseñado un área formativa específica en materia de Energía y Cambio Climático que proporcione los conocimientos y experiencias prácticas necesarias para hacer frente a los retos que se presentan en este ámbito en el futuro.