La importancia del ferrocarril para disminuir la #Contaminación

El Ferrocarril como herramienta de transporte de productos y mercancías tiene una eficiencia superlativa en cuanto al consumo de combustible.  La carga que transporta un tren es equivalente a 40 o 50 camiones; el consumo de combustible en un tren es menor por tonelada transportada y proporcionalmente ayuda a la reducción de la contaminación. El secreto: los rieles y ruedas de acero tienen una mínima fricción lo que exige una mínima fuerza de tracción de arrastre en comparación con la que se requiere para arrastrar automóviles y camiones con neumáticos.

UN DATO IMPORTANTE

Las modernas locomotoras son capaces de arrastrar trenes de 15 mil toneladas contaminando muy poco en comparación a lo que sería un conjunto de camiones que transportaran la misma cantidad de mercancía. Para tener una idea, un camión puede sólo arrastrar 45 toneladas. El tren requiere un sexto de la potencia necesaria para transportar una tonelada de carga.

LA DESAPARICIÓN DEL FERROCARRIL EN NUESTRO PAÍS

La Argentina fue durante mucho tiempo un ejemplo por su sistema de ferrocarriles en América Latina. Pero lentamente este sistema fue decayendo, sobre todo en la década de los 90. Actualmente, se gasta en subsidios para el sistema ferroviario Metropolitano lo mismo que se necesitaría para el Sistema Nacional para disminuir las tarifas de los pasajes.

SE NECESITA

América Latina y el mundo entero podrían disminuir la contaminación con una mejora en el sistema ferroviario de cada país.

Sobre el autor

José Eugenio Barcia (1937): Nació en Rosario donde reside actualmente. Se recibió de Ingeniero Mecánico y Electricista en el año 1965 en la Universidad del Litoral.  Escribió “El suicidio del hombre” en 1 año, pero el plan del libro y su título se gestó 20 años atrás, momento en el que comenzó su preocupación por el destino de esta civilización inconsciente de su propio futuro y legado. “En el libro trato de informar y divulgar las verdaderas razones que están llevando a la especie humana a la destrucción. Esto suena exagerado pero no lo es”, afirma el autor.

Puntos de venta (en papel y formato digital):

Librerías Yenny / Librerías Cúspide / Librerías Santa Fe / Melómanos / Librería Rodriguez / Soho Libros / Librería Paidós / La Barca / La librería de Ávila / Unishop /