Legionella en campos de golf: atención especial a Jacuzzis y Spas

Es necesario tomar conciencia de los riesgos que están presentes en las instalaciones hídricas asociadas al mercado de ocio y deporte relacionado con el golf. Los titulares de dichas instalaciones son los responsables de responder a la necesidad de asegurar una garantía de confianza biológica en su entorno e instalaciones, y existen una serie de normativas que describen actuaciones a este respecto.

Mantener en condiciones higiénicamente correctas las instalaciones de agua, salva vidas y evita daños económicos y de imagen irreversibles. La Legionella ha existido siempre en el medio natural, pero es en las últimas décadas cuando ha hallado hábitats especialmente favorables para su multiplicación en los sistemas creados por el hombre. Este ser vivo ha demostrado una extraordinaria resistencia y habilidad para aprovechar cualquier parte de nuestra red para multiplicarse y llegar a puntos donde se emiten aerosoles. Mantener los sistemas alejados de este riesgo se consigue cumpliendo los mínimos que marca la legislación en todas y cada una de las partes de las distintas instalaciones de los campos de golf. La reducción del riesgo implica medidas preventivas en el diseño, instalación y mantenimiento de las instalaciones de agua en contacto con las personas y susceptibles de emitir aerosoles.

Dentro de estos sistemas en los campos de golf, requieren una especial atención los Jacuzzis, Spas y sistemas similares, dadas sus características particulares.

Condiciones del agua en Jacuzzis, Spas y sistemas similares

Los jacuzzis, spas y otros sistemas de similares características son instalaciones de uso público destinadas al ocio y relajación, que están diseñadas para dirigir agua mezclada con aire o agua a presión, al cuerpo humano.

Una característica de estas instalaciones es la temperatura del agua a la que funcionan, que generalmente se encuentra entre 28 y 45º C, además de presentar una constante agitación del agua a través de chorros de alta velocidad y/o a la inyección de aire. Estas instalaciones pueden:

  • Tener o no recirculación.
  • Ser de uso individual o colectivo.
  • Estar ubicadas en el interior o exterior de edificios.

Habitualmente, las de uso individual funcionan sin recirculación y las de uso colectivo con recirculación del agua.

Mayor riesgo en instalaciones de uso colectivo

De acuerdo al Real Decreto 865/2003, todas las instalaciones se consideran de mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella, sin embargo, las instalaciones de uso individual presentan un riesgo notablemente inferior, pues se destinan a una o dos personas y, terminado el servicio, se vacía el vaso y se procede a una limpieza a fondo, por tanto se consideran instalaciones de uso interrumpido. Presentan el fenómeno de pulverización en función de la simultánea entrada de agua y aire a presión. El agua de aporte a estos sistemas procede normalmente del sistema de ACS (Agua Caliente Sanitaria) y, por tanto, además de cumplir los requisitos del Anexo 5 del Real Decreto 865/2003, debe cumplir todos los requisitos exigidos al ACS.

Por el contrario, las instalaciones con recirculación de uso colectivo suelen ser de uso ininterrumpido y presentan un mayor riesgo que las individuales sin recirculación. Es frecuente encontrar este tipo de instalaciones en spas y clubes polideportivos, hoteles, etc.

 

Tabla 1. Revisiones

ACTUACIÓN

PERIODICIDAD

Revisión general de la instalación, especialmente el estado de los diferentes elementos, tales como tuberías, grifos, duchas, filtros, boquillas de impulsión, etc. sustituyendo aquellos que hayan podido deteriorarse.

SEMESTRAL

Estado de conservación y limpieza de los depósitos auxiliares: Debe comprobarse mediante inspección visual que no presentan suciedad general, corrosión, o incrustaciones.

MENSUAL

Filtros y otros equipos de tratamiento del agua: Comprobar su correcto funcionamiento

DIARIA

Abrir los grifos y duchas de instalaciones asociadas no utilizadas, dejando correr el agua unos minutos

SEMANAL

Estado de conservación y limpieza del vaso: Debe comprobarse mediante inspección visual que no presenta suciedad general, desperfectos o incrustaciones.

Equipos de desinfección del agua: Comprobar su correcto funcionamiento.

DIARIA

 

 

 

Tabla 2. Control analítico

ACTUACIÓN

PERIODICIDAD

Nivel de cloro o bromo residual libre. U otro biocida autorizado

2 AL DIA

pH

2 AL DIA

Temperatura

2 AL DIA

Transparencia

2 AL DIA

Turbidez

SEMANAL

Legionella sp

SEMESTRAL