La #EconomíaColaborativa: del sector privado a los servicios públicos

La dificultad de absorber las nuevas tendencias por parte de la burocracia estatal es notoria, sobre todo cuando la sociedad se ve potenciada por las nuevas tecnologías.

La economía colaborativa es un caso paradigmático. Algunas ciudades saben surfear el tsunami tecnológico. Buenos Aires, por ejemplo, ya cuenta con una subsecretaría de Economia Creativa. Pero no todos los servicios son bienvenidos en las ciudades.

Argentina: ciudades que colaboran

La idea de economía colaborativa y la cooperación entre organizaciones ya es un tema instalado, la sociedad aprovecha de sus relaciones para intercambiar bienes y conocimiento valiéndose del beneficio de Internet y las redes sociales.En el ámbito gubernamental, las estructuras jurisdiccionales siguen siendo las más importantes para definir su “economía”. En Argentina, los Gobiernos Locales dependen de las provincias y el gobierno nacional para generar instancias de cooperación, de intercambio de conocimiento, o para resolver problemas conjuntamente. Un ejemplo de esto, es la COFEMA, una instancia muy poco utilizada para que las jurisdicciones del país se pongan de acuerdo en cuidar el Medio Ambiente.

Una mirada filosófica sobre la idea de inteligencia en las ciudades

Algunas empresas, por poco nos han convencido que para ser una ciudad "inteligente", debemos comprar más tecnología, más infraestructura y vender mejor nuestra ciudad (marca ciudad, ciudades globales). La moda, se trasladó a las ciudades tal como lo adelantaba Saskia Sassen con las ciudades globales.