Mecanismos de financiación de proyectos #SmartCities

La pasada semana recibimos en nuestro Postgrado a Rubén Cánovas, Director de Smart Cities para el Sector Público de Everis, que nos ofreció información sobre uno de los mecanismos de financiación europeos para proyectos sobre ciudades inteligentes que están en vigencia actualmente, Horizon 2020.

Horizon 2020 constituye uno de los principales instrumentos financieros de Europa y se define como una iniciativa dirigida a asegurar la competitividad global europea, contribuyendo a abordar los principales retos sociales planteados para el futuro, promoviendo el liderazgo industrial y reforzando la excelencia de su base científica. Surge como el mayor programa de investigación e innovación de la UE hasta ahora, con casi 80.000M€ de fondos disponibles en 7 años (2014-2020), sumando además la inversión privada que atraerá el desarrollo e implantación de los proyectos. Además, integra por primera vez todas las fases desde la generación del conocimiento hasta las actividades más próximas al mercado: investigación básica, desarrollo de tecnologías, proyectos de demostración, líneas piloto de fabricación, innovación social, transferencia de tecnología, pruebas de concepto, normalización, apoyo a las compras públicas pre-comerciales, capital riesgo y sistema de garantías.

Durante la sesión tuvimos la oportunidad de conocer como este mecanismo de financiación crea oportunidades económicas que dan empuje a las PYMEs, que forman el 80% del tejido empresarial europeo. También que tipos de acciones son susceptibles de ser subvencionadas en referencia a la búsqueda y el desarrollo de nuevas tecnologías, a la innovación haciendo uso de tecnología ya existente o al soporte de medidas de normalización, difusión, sensibilización y comunicación. Asimismo, nos informó sobre las condiciones mínimas de participación, criterios de evaluación, calendarios y costes, acabando con un recorrido por el proceso de elaboración de una propuesta.

Por último, nos presentó dos proyectos en los que participa actualmente Everis y que están financiados por la Comisión Europea.

  • El primero, denominado District of Future (DoF), es un proyecto de eficiencia energética que tiene como objetivo optimizar los sistemas de energía consiguiendo una reducción de un 30-40% del consumo y de las emisiones de CO2. Para ello se servirá, por una parte, de un sistema de tecnologías TIC innovadoras que darán soporte en la toma de decisiones y, por otra, de la mejora de la consciencia ciudadana para su implicación en el proceso. Las ciudades objeto de estudio serán Sabadell, Orleans y Corby.

  • El segundo proyecto que nos dio a conocer fue Building as a Services (BaaS), que consiste en la mejora energética del edificio que constituye el Centro Municipal de Juventud y de Servicios Sociales de Patraix (Valencia). El objetivo es transformar el centro en un verdadero “edificio inteligente” para que tome sus propias decisiones en función de las necesidades de cada momento, mediante tecnología basada en inteligencia ambiental.

No me gustaría acabar sin mencionar una reflexión de Rubén Cánovas que me resultó, por su sencillez, muy útil y certera:

"Parece que todos coincidimos con la realidad que obliga a las ciudades actuales a evolucionar hacia una Smart City: el actual sistema no es sostenible. Durante el proceso para lograr la ansiada sostenibilidad del sistema complejo que compone la ciudad, no debemos olvidar que dotar de más inteligencia a los servicios ya existentes (mismos servicios más eficientes), debe ser compatible con crear más servicios inteligentes (nuevos servicios). Los primeros son imprescindibles en un proyecto de ciudad inteligente pero el ciudadano no los percibe como mejora (vehículo eléctrico en transporte, eficiencia alumbrado y edificios públicos, etc). Introducir nuevos servicios que lleguen a la gente (cloud, big data, m2m, app), hará que las personas obtengan algo que hasta entonces no tenían y sean partícipes de las mejoras que refleja su ciudad".

Laura Valdivia