Miradas sobre #Osaka: propuestas de regeneración del territorio

Osaka es la segunda ciudad más importante de Japón. Forma parte de la región de Kansai y constituye el núcleo de un área metropolitana que concentra a 18 millones de habitantes. Está ubicada en la isla de Honshu -la principal del archipiélago japonés- y cuenta con uno de los puertos y centros industriales más importantes del país. Al mismo tiempo, conforma el área urbana denominada Keihanshin, que engloba a esta ciudad y a las vecinas de Kobe y Kioto.

La ciudad central alberga a una población de 2.9 millones de habitantes dentro de una superficie de 222 kilómetros cuadrados. Sin embargo, esta cifra aumenta en horas diurnas a 3.7 millones, lo cual confirma su posición como centro económico y de mando de la economía japonesa. El gobierno local cuenta con facultades de actuación usualmente reservadas al nivel de gobierno de las prefecturas, como ser: la educación pública, el bienestar social, el sistema sanitario, las licencias de comercio y el planeamiento urbano. El gobierno de la prefectura retiene, no obstante, su autoridad sobre cuestiones de mayor escala y alcance.

La densificación edilicia del centro

 

La ciudad de Osaka cuenta con 1372 edificios de gran altura, entre los que sobresale por su arquitectura el Umeda Sky, un edificio de oficinas de 40 pisos con fachada vidriada. También se destaca el Osaka World Trade Center, un edificio modernista de 55 pisos destinado a oficinas comerciales, situado sobre una isla artificial construida en la bahía de Osaka frente a la ciudad. En conjunto, la ciudad concentra a más de un centenar de rascacielos.

Se espera que la tendencia a la densificación edilicia en los distritos del área central se prolonguen dado que el fenómeno de concentración demográfica está operando como contracara de la declinación poblacional de los barrios de la periferia metropolitana. De modo que se produce un rejuvenecimiento del centro de Osaka frente al envejecimiento de los suburbios. Esto habla, además, de las preferencias de los grupos de población económicamente activa que valoran los actuales polos de atracción de vida urbana de los centros.

El programa de Renacimiento Urbano de las zonas designadas para tal proceso de renovacion del tejido urbano cuenta con proyectos de usos mixtos (en los que las unidades habitacionales pueden acompañarse con oficinas, viviendas, tiendas comerciales y otros equipamientos) a la vez que se flexibilizan los indicadores del factor planta-área (FAR) y promueven la dotación de espacio público libre abierto en las áreas centrales.

Planes de promoción y revitalización

 

Dado el contexto de retraimiento poblacional y económico de la ciudad, Osaka se ha embarcado en planes de promoción y revitalización de la ciudad con el fin de atraer inversiones. Desde 2009 se desarrolla un plan que busca resaltar las fortalezas de la ciudad (elevada cantidad de industrias de avanzada tecnología, rol central en la región de Kansai, crecimiento activo de industrias innovadoras en uso de nuevas energías y tecnologías, una red altamente desarrollada para el intercambio de ciudad-a-ciudad en muchos campos, una herencia cultural atractiva para el turismo, etc.) que le permitan interesar a residentes e inversores extranjeros.

Para ello se aplica la Ley Nacional de Renacimiento Urbano (diseñada para estimular el mercado inmobiliario) con el fin de regenerar el territorio y con ello influir en el desarrollo de condominios, incrementar la población residente y así transformar el estilo de vida urbana. Concomitantemente, el gobierno local se propone abrogar la ley que excluye la radicación de industrias hacia la periferia para posibilitar que se instalen plantas en sectores de la bahía de Osaka y así captar los beneficios externos de la inversión y su emplazamiento.

Por último, busca una colaboración estratégica entre industria-gobierno-universidad con el fin de acelerar el desarrollo tecnológico. Recientemente cobró estado parlamentario la posibilidad de fusionar los 24 distritos municipales de Osaka, los siete de la ciudad de Sakai y otras nueve municipalidades en territorio de la prefectura de Osaka, en una única figura semejante a la de la metrópolis de Tokio, lo cual a su vez implicaría la re-subdivisión interna de las ciudades en prefecturas. Este proyecto se conoce como Plan Osaka Metropolis.

Proceso de reconversión del tejido

 

En Osaka se aplica desde 2003 la Ley Nacional de Renacimiento Urbano para ciertos distritos, que pone en práctica un proceso de reconversión y modernización del tejido edilicio. Esto implica un rediseño del tejido ofreciendo premios sobre el factor planta-área (FAR) a condición de readecuar la obra nueva a determinadas condiciones pre-establecidas, siendo primordial la liberación de una parte de la superficie del predio como espacio público abierto.

Para ello, se establecen esquemas básicos de reconversión de la volumetría del tejido edilicio con el fin de obtener del dominio privado la cesión para uso público de un espacio abierto a la circulación peatonal. Así, el eje de la intervención de los proyectos se concentra en torno a los distritos designados por el gobierno municipal y, con mayor atención, el denominado Bulevar Midōjuri.

Además, existe actualmente un proyecto insignia en este aspecto que supone la movilización del Distrito Norte de la Estación Osaka: 24 hectáreas de terrenos de la playa de maniobras y cargas ferroviarias localizados en el centro del área metropolitana de Osaka-Kobe-Kioto, el último predio de ubicación privilegiada en el corazón de Osaka y que se espera catalice un proceso de regeneración urbana en la región. A tal fin, se constituyó la Comisión de Planeamiento y Promoción del Distrito Norte de la Estación de Osaka, la cual, luego de un proceso de estudio y llamado a concurso internacional de ideas, formuló, a través de un Comité de Planeamiento Urbano, el Plan Básico del Distrito Norte en 2004.

La finalidad del proyecto será la construcción de un centro urbano que buscará asentar en el distrito de Kita-Umeda a gran parte de las oficinas con actividades intelectuales y creativas (agrupadas como Capital del Conocimiento) de las industrias más representativas de la región. Para mantener la vitalidad y atractivo de la propuesta, se propone solventar la renovación constante de las funciones urbanas.

Otro sector en desarrollo para destacar es el del distrito Abeno, para el cual el gobierno preparó un plan urbano que resalta la amalgama de equipamiento comercial y complejos de viviendas, junto con el emplazamiento de establecimientos de la salud sobre la base de la cooperación industria-universidad. En relación con la regulación del espacio público, en Osaka se destacan los Jardines del Castillo, junto con numerosos parques y templos, que constituyen elementos históricos estructuradores de la trama urbana.

Un programa de renacimiento urbano

 

En 1991 la ciudad adoptó el denominado Plan Ambiental de Osaka que proponía contribuir a la solución de los problemas ambientales de la ciudad por medio de la concientización de los mismos y atender los problemas de disposición de residuos. Además, el plan propone el embellecimiento por medio de los espacios verdes y los frentes de cursos de agua, por un lado, y la armonización de las infraestructuras urbanas -tales como calles, ferrocarriles, sistemas de drenaje, cloacas, e incineradores- con el ambiente.

Un aspecto relevante de este plan es el redesarrollo de los frentes a los cursos de agua a lo largo de la ciudad con el fin de restaurar su impronta original de urbe asociada al agua. Bajo el rótulo Osaka Metrópolis Acuática, el plan de la ciudad promociona el transporte fluvial y crea un corredor acuático único, con el fin de desarrollarlo para la actividad turística y como punto de reunión de actividades.

Con el fin de cualificar sectores emblemáticos de la ciudad en consonancia con los incentivos del programa de Renacimiento Urbano, se lleva adelante la dotación de grandes espacios verdes públicos a la isla de Nakanoshima, próxima al área central y situada en el río Okawa, haciéndola jugar con la presencia del curso de agua. Se busca así potenciar el redesarrollo urbano del sector para oficinas de alto nivel, equipamiento comercial y cultural, y viviendas exclusivas, dotándola de jerarquía internacional. Además, el gobierno busca atraer visitantes a la mismas plasmando un programa de recorridos peatonales por la isla.

Un modelo de ciudades que se “encogen”

 

La ciudad de Osaka descansa fundamentalmente sobre tres íconos representativos de su historia, a partir de los cuales se constituyó la ciudad: el puerto, el castillo y los 872 puentes que cruzan sus canales. Estos emblemas nos remiten a otros elementos estructuradores del escenario urbano: los canales de agua y las líneas férreas que la atraviesan y vinculan cada rincón de la urbe.

La importancia de los puentes en la conformación del escenario urbano de esta ciudad es tal que muchos de los puentes fueron construidos con nombres específicos, y las áreas en torno a los mismos adquirieron tales nombres por referencia traslativa. El patrón urbano sigue el modelo tradicional japonés de los barrios de casas bajas, contenidas en un tejido edilicio denso, situación que se extiende a los suburbios estructurados a lo largo del siglo XX en torno a las estaciones ferroviarias, cofundadoras de los primitivos núcleos por la venta de predios en su derredor.

No obstante, la combinación de la baja natalidad y de la sustancial mejora de la expectativa de vida devino en progresivos envejecimiento y disminución de la población. De continuar este cuadro de situación, Osaka-Kobe-Kioto podría transformarse en la primera megalópolis mundial en conocer el fenómeno de declinación poblacional, frente a lo cual el gran desafío será empezar a planificar ciudades que se “encogen”.

 

------------------------------------------------

Dr. Guillermo Tella, Doctor en Urbanismo

Lic. Martín M. Muñoz, Licenciado en Urbanismo

www.guillermotella.com