#Naturaleza y población: temas que urgen

Por Marcelo Moscoso Pantoja. Consultor ambiental.

Tarija – Bolivia

 

El área más distorsionada se debe a mayor presencia de bosques.

La que carece de los mismos, ejemplo, el Sáhara, no aparece en el mismo.

 

La importancia de la naturaleza en el planeta es innegable como también los nexos que tenemos con éstas. La cobertura de los bosques se ha visto afectada desde el momento en que la población creció y dio mano a la revolución industrial. La naturaleza pasó a ser objeto de la explotación humana, lastimosamente de manera insostenible.

Antes, existía cierto equilibrio y la famosa huella ecológica era muy pequeña. Para que tengas una idea del tamaño de la huella en la actualidad: consumimos los recursos naturales equivalentes a 1 ½ planetas. Bien sabemos que solo tenemos uno, por ende, estamos viviendo en déficit ecológico. Es como en un banco, sacamos mas dinero de nuestra cuenta de ahorros que lo que ingresa…resultado: la bancarrota.

Lee acerca de la Huella Ecológica en: «El tamaño de la huella y el déficit en que vivimos»

La tecnología nos da la información necesaria para saber acerca de la cobertura boscosa en el planeta. La NASA tiene satélites (ejemploMODIS) que hacen una gran labor de monitoreo de una amplia gama de variables ambientales, climáticas y demás.

Calculando la cobertura promedio

 

Conocemos los mapas y las imágenes satelitales convencionales por así decirlo, pero crear un mapa que se «deforma» a la imagen convencional en dependencia de dónde hay mas y menos árboles resulta interesante para crearnos una idea del tema desde otra perspectiva.

El responsable del trabajo es el científico BenjaminHenning que junto a su equipo han creado el mapa que puedes observar en el encabezado. En áreas con más bosques se presenta mayor deformación que en áreas como desiertos. Las tonalidades marrones denotan desiertos y los verdes a las masas boscosas.

Esta clase de trabajos pueden constituirse en una herramienta mas para identificar áreas que requieren mas atención que otras. Podemos apelar a la tecnología puesta a nuestra disposición para emprender acciones que vayan en beneficio del medio ambiente, de la calidad de vida de las personas y siempre bajo (hasta ahora utópica) el modelo de desarrollo sostenible.

La población en incremento

 

Las mega-ciudades crecen mas y mas. Nuevas urbes se incorporan a éstas, la población crece a ritmos sin precedentes y lógicamente demanda recursos y genera residuos. Esa es la huella ecológica de la que hablamos en un inicio.

Hay distintas posturas sobre la capacidad de personas que el planeta puede albergar. Actualmente somos casi 7.330.439.967 habitantes (Mas de 7.330 millones de personas) y existen mas de 870 millones de personas que carecen de alimentos viviendo en un ambiente cada vez mas malogrado. Para el 2050 se calculan que habitarán en el planeta 9.600 millones de personas. Un incremento de mas de 2.300 millones en tan solo 35 años.

 

Países con mayor población al 2015

 

Puedes advertir en la tabla superior el tamaño de la población de los 20 países mas poblados. Puedes notar que el continente asiático es el mas poblado y a futuro la situación no cambiará radicalmente. Asia seguirá en la cabeza y miles de millones deberán añadirse a la tabla.

Las megaciudades en el planeta

 

 

Las megaciudades en franco crecimiento

 

Las megaciudades pueden ser ciudades con mas de 5 millones, 10 millones, depende de la vertiente informativa. Es mas aceptado decir que una «megaciudad» es todo centro urbano que tiene una decena de millones de habitantes.

Para el año 2015 existen 37 megaciudades. La mas grande es Tokio en Japón; Nueva Dehli en la India; Seúl en Corea del Sur; Ciudad de México; Pekín y Shangái en China, Manila en Filipinas, Buenos Aires en Argentina, por citar algunas.

Sobreponiendo y analizando el binomio «población - bosques» podemos extrapolar y afirmar que, con la realidad actual y sus limitantes, la población requiere mas recursos como también generan muchos impactos ambientales.

Solo podremos mantener cierto equilibrio si modificamos hábitos de vida perniciosos (Lee: «Consejos para cuidar el medio ambiente») para tornarlos en estilos de existencia menos agresivos. Debemos reducir la brecha de la pobreza y los países ricos deben jugar un rol importantísimo en el apoyo económico, tecnológico y educativo para ayudar a los mas necesitados a satisfacer sus demandas sin depredar de sobremanera la natura.

En materia agroalimentaria habrá que transmitir tecnología e insumos para producir mas alimentos y sobre todo reducir la cantidad insultante de alimentos que se desperdician cada día. Las industrias tienen mucho que hacer para lograr mas eficiencia a menor costo energético y contaminador. Debemos empezar a reemplazar la actual matriz energética donde dominan los contaminantes combustibles fósiles por fuentes de energías limpias e inagotables.

Y para terminar, la educación es la clave para el cambio. Espero que puedas opinar al respecto a fin de enriquecer el tema.

Gracias a los colegas de i-ambiente por permitirme utilizar este espacio para escribir mi punto de vista.

¿Y usted qué opina?