Nuevo catálogo de Especies Exóticas Invasoras: polémica en torno al Real Decreto 630/2013

En un post anterior, "Especies Exóticas Invasoras" se ofrecían algunos datos sobre el problema que supone la invasión  de Especies Exóticas Invasoras (en adelante EEI). Se entiende por EEI aquellas que cumplen tres condiciones:

  • Han sido introducidas, con la ayuda del hombre, en un hábitat no natural para ellas.
  • Pueden sobrevivir en este hábitat extraño e incluso reproducirse.
  • Se convierten en un agente de cambio en el nuevo hábitat, amenazando la biodiversidad nativa.

En febrero de 2012, el Ejecutivo anunció una revisión del Catálogo Español de EEI. El simple anuncio creo bastante polémica, siendo bien recibido por los que veían en el antiguo Catálogo una norma imposible de llevar a la práctica e incompatible con  algunos intereses económicos, con ciertas prácticas cinegéticas y de pesca deportiva.

Asociaciones ecologistas y diversos grupos de expertos auguraban una disminución en los controles sobre estas especies exóticas, una relajación en la prevención de estas amenazas, que se traduciría  en un aumento en la incidencia de este tipo de invasiones, tanto en el número, como en la magnitud de cada una de ellas,  en la pérdida de eficacia de las alertas tempranas ante posibles invasiones, en una mayor permisividad al tráfico y comercialización de algunas de estas especies en función de su utilidad económica, lúdica o deportiva. En definitiva, todos estos cambios llevarían a una pérdida de la diversidad biológica autóctona.

La comunidad científica firmó un manifiesto en contra de la modificación del Catálogo de EEI, publicado como Real Decreto 1628/2011. 

Ver el manifiesto

Nuevo Catálogo: Real Decreto 630/2013

Hace unas semanas se presentó el borrador del nuevo Catálogo ante diversas asociaciones ecologistas, asociaciones de caza y pesca, CCAA. Las opiniones vertidas después de la reunión reflejaron la división que ya existía anteriormente.

El pasado viernes  2 de agosto se aprobó el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras.

En este nuevo Catálogo se suprime el Listado de EEI, un paso previo a la inclusión de una especie en el Catálogo, un mecanismo preventivo que señalaba una posible amenaza futura. Distintas CC.AA. reclamaban que este control preventivo de las especies con potencial invasor y la posible propuesta de inclusión en el Catálogo es competencia autonómica, tal y como indica la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en su artículo 61.4.

El redactor del Real Decreto plantea, en el preámbulo, un doble juego con el término “invasor”, definiendo las medidas preventivas que se indicaban para las especies que se incluían en el Listado como potencialmente invasoras de las competencias autonómicas.

Este listado se sustituye, en el nuevo Real Decreto, por una relación indicativa en la que se incluirán las especies exóticas para las que, por sus especiales circunstancias, sea aconsejable mantener un mayor nivel de control y vigilancia, con el fin de proponer, llegado el caso, su inclusión en el Catálogo. Esta relación indicativa será competencia de la Administración General y de las CCAA.

Especies indultadas

Otra de las novedades del nuevo Catálogo es el indulto a algunas especies en función de su utilidad económica, alimentaria o lúdica. Especies que son fácilmente identificables como especies invasoras:

  • Cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii), no se aplica esta normativa si el uso es para la industria alimentaria.
  • Arruí (Ammotragus lervia), marca un área geográfica donde fue introducida legalmente y la zona de expansión natural.
  • Trucha arco iris (Oncorhynchus mykiss), se siguen permitiendo las sueltas con fines piscícolas, aunque se deberán realizar exclusivamente con ejemplares criados en cautividad, procedentes de cultivos monosexo y sometidas a tratamiento de esterilidad. Igual ocurre para otras especies de interés cinegético o piscícola.
  • Visón americano (Neovison vison), podrán instalarse nuevas industrias de cría de esta especie en zonas que no sean de distribución del visón europeo.

¿Será este nuevo Catálogo una solución a los conflictos de intereses creados con la publicación del primero, o simplemente es un cambio de rumbo que agravará las diferencias ya existentes?