Planta de compostaje Universidad Miguel Hernández: Investigación, Empresa y Administración juntos hacia la "Green City"

Redacción Susana Cegarra (@SusanaCegarra)

Imágenes José Ramón Narejos (@Auditurus)

 

#iambienteREPOR 

Cuando el ámbito universitario en su faceta investigadora, el sector privado y las administraciones públicas trabajan juntos con un objetivo medioambiental definido y claro, las metas se convierten en algo alcanzable. Así lo hemos comprobado hace unos días y os lo contamos en este #iambienteREPOR.

 

Recibimos recientemente invitación para visitar la planta piloto de compostaje (COMPOLAB) de la UMH (Universidad Miguel Hernández de Elche), ubicada en la Escuela Politécnica Superior de Orihuela, Alicante (EPSO). Aceptamos gustosos el ofrecimiento, aunque sin saber muy bien cuál era el planteamiento de la visita: ¿una planta de compostaje más? 

Las empresas Agamed, Aigúes d´Elx e Hidraqua, firmaron un acuerdo de colaboración en el año 2013 con la Universidad Miguel Hernández, en virtud de cual han trabajado codo con codo a lo largo de todo este tiempo con la institución universitaria, para conseguir la valorización mediante co-compostaje avanzado, de lodos de depuradoras y restos de poda urbana. (LEER NOTICIA RELACIONADA)

Ya sabéis que todo lo relacionado con la “Economía Circular” nos gusta y la invitación nos sonaba a esta melodía. Nos recibieron en las instalaciones D. Raúl Moral Herrero (Vicerrector Adjunto de Estudios) y  D. David Santancreu Fernández (Profesor Colaborador Honorífico) para explicarnos cómo empezó todo.

COMPOSTAJE: BIOXIDACIÓN CONTROLADA

 

TODO EMPIEZA EN UN LABORATORIO... 

 

Las investigaciones llevadas a cabo desde hace años el Grupo de Investigación Aplicada en Agroquímica y Medio Ambiente (GIAAMA) de la UMH, en las instalaciones de la planta piloto, han permitido importantes avances en el campo de la co-valorización de residuos sólidos procedentes de depuración, de industrias agroalimentarias y de poda urbana.

La planta de compostaje de la UMH se ha convertido en pionera a nivel español en el ámbito de la formación avanzada en gestión, tratamiento y valorización de residuos orgánicos, e incorpora como pudimos comprobar, módulos de compostaje, vermicompostaje y digestión anaeróbica, que permite la investigación y el escalado industrial de usos energéticos como el biogás, biomasa y el desarrollo de nuevos bio-fertilizantes.

La planta piloto COMPOLAB pone de manifiesto que existe una alternativa más en la gestión medioambiental de estos residuos: lodos y restos de poda. El tratamiento de ambos supone para cualquier ciudad un gran reto, como lo es también la gestión del agua. Agamed, Aigúes d´Elx e Hidraqua lo saben bien por la actividad que desarrollan en torno al recurso hídrico pero, en este caso han apostado por dar un paso más en el camino hacia la Economía Verde o Economía Circular (que en ocasiones queda sólo en un tópico) y que no es más que conseguir la gestión y transformación de residuos, en recursos. Y todo ello con el fin de acercarnos un paso más a lo que hoy en día conocemos como la aún utópica “Green City”.

 

EL PASO AL ESCALADO INDUSTRIAL

 

En poco tiempo, en COMPOLAB han conseguido recorrer con éxito el camino de obstáculos que lleva desde la producción del compost resultante en el laboratorio, hasta el escalado, primero semi-insdustrial y después industrial, recorrido en el que muchas investigaciones se pierden.

Algunos de los productos compost obtenidos en el proceso de escalado, constituyen un producto valorizado con muy buenas cualidades agronómico-forestales, que ya se ha utilizado con éxito en campañas de repoblación de carácter autonómico (LEER NOTICIA RELACIONADA). 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTERÉS REAL DE LA ADMINISTRACIÓN

 

Quizá por esto, la planta de compostaje ha despertado pronto el interés por parte de la Administración. COMPOLAB recibió recientemente la visita del Director Territorial de la Consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, D. Javier Sogorb, y del Director Territorial de la Consellería de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, D. Juan Planelles, quienes pudieron comprobar de primera mano que es tangible ya otra posibilidad en gestión medioambiental, claramente orientada al fomento del desarrollo sostenible, de cara a futuras sinergias y colaboraciones con la Administración Pública (LEER NOTICIA RELACIONADA). 

D. Raúl Moral, D. Javier Sogorb, D. Juan Planelles y D. David Santacreu (de izq. a dcha.)

 

Cuando Investigación, Empresa y Administración caminan de la mano hacia la “Green City”, la Economía Circular está más cerca que nunca.