Sello Ambiental Colombiano (SAC): cambio de hábitos de producción y consumo

El auge mundial de los mercados verdes, enfocado a la producción ambiental responsable y al cambio de hábitos de consumo en la sociedad, ha generado la creación de certificaciones que permiten diferenciar los productos y servicios que cumplen con estándares ambientales.

En el caso particular de Colombia y con el objeto de motivar al cumplimiento de las exigencias ambientales,  a la producción más limpia y a la competitividad de los sectores, se estableció mediante la Resolución 1555 de 2005, el esquema certificación voluntaria Sello Ambiental Colombiano SAC.

Paralelamente, este esquema corresponde a una estrategia de conciencia ciudadana en la selección de productos y servicios de excelente desempeño ambiental durante todo su ciclo de vida, conocidos comúnmente como productos verdes y que, a su vez, promuevan el uso y desarrollo de procesos, técnicas y tecnologías limpias o sostenibles.

Aplicabilidad y criterios ambientales

El Sello SAC podrá aplicarse a servicios prestados y productos elaborados, importados o comercializados en el país, de manera voluntaria y que deberán cumplir con criterios ambientales, que garanticen y evidencien que el producto o servicio:

  • Hace uso sostenible de los recursos naturales que emplea (materia prima e insumos).
  • Utiliza materias primas que no son nocivas para el ambiente.
  • Emplea procesos de producción que involucran menos cantidades de energía o que hacen uso de fuentes de energía renovables, o ambas.
  • Considera aspectos de reciclablilidad, reutilización o biodegradabilidad.
  • Usa materiales de empaque, preferiblemente reciclable, reutilizable o biodegradable y en cantidades mínimas.
  • Emplea tecnologías limpias o que generan un menor impacto relativo sobre el ambiente.
  • Indica a los consumidores la mejor forma para su disposición final.

Los alimentos ecológicos en su cadena de producción, comercialización y etiquetado quedan excluidos de este Sello, ya que se rigen las Resoluciones 074 de 2002 y 148 de 2004 que establecen los lineamientos para el Sello de Alimento Ecológico.

A la fecha, las siguientes categorías están aprobadas por la autoridad ambiental:

  • Productos de limpieza institucional, industrial y para uso doméstico.
  • Establecimientos de alojamiento y hospedaje.
  • Aceites lubricantes para motores de dos tiempos a gasolina.
  • Tableros y celdas para alojar equipos eléctricos y electrónicos de baja y media tensión.
  • Aparatos sanitarios de alta eficiencia.
  • Artesanías, manualidades, hilos, telas y otros productos del diseño, elaborados con fibras de fique con tecnología artesanal.
  • Colchones.
  • Empresas de transporte terrestre especializado y empresas de transporte turístico.

El Ministerio de Ambiente en conjunto con el ente certificador han determinado, las siguientes normas técnicas de criterios ambientales, para las anteriores categorías en las cuales se relacionan los aspectos que una organización debe cumplir, si desea certificar algún producto o servicio:

  • NTC 5131 Etiquetas ambientales Tipo I: Criterios para productos detergentes de limpieza.
  • NTC 5133 (primera actualización) Etiquetas ambientales tipo I: SAC. Criterios ambientales para establecimientos de alojamiento y hospedaje.
  • NTC 5517 Etiquetas ambientales tipo I: Sello Ambiental Colombiano. Criterios ambientales para embalajes, empaques, cordeles, hilos, sogas y telas de fique.
  • NTC 5585 Etiquetas ambientales tipo I: Sello Ambiental Colombiano. Criterios ambientales para aceites lubricantes para motores de gasolina de dos tiempos.
  • NTC 5637 Etiquetas ambientales tipo I: Sello Ambiental Colombiano. Criterios ambientales para artesanías, manualidades, hilos, telas y otros productos del diseño, elaborados en fibras de fique con tecnología artesanal.

Casos ejemplares

Las organizaciones a quienes se les ha otorgado el Sello Ambiental Colombiano, tienen una vigencia de tres años, durante los cuales se auditará el cumplimiento de todos los criterios ambientales establecidos.

En Colombia, esta certificación ha sido concedida principalmente en sector hotelero; actualmente 92 establecimientos de alojamiento y hospedaje están certificados, por nombrar algunos: en la ciudad de Bogotá se destacan los hoteles Sheraton, Belvedere, Tequendama, La Fontana y Windsor House; en la ciudad de Armenia se destacan las fincas Galicia, Los Girasoles y el Carmen del Pinar; en Cartagena se destaca el hotel El Almirante; en Paipa el Estelar Paipa hotel & centro de convenciones; y en Nuquí el hotel El Cantil.

En el sector industrial, la empresa multinacional francesa Schneider Electric de Colombia, cuenta con el Sello, en la categoría de productos eléctricos para los procesos de fabricación de Centros de Carga, Tableros Eléctricos y Celdas Blokset, así como en el postconsumo de estos.

El interés en obtener el sello de carácter voluntario da credibilidad, ya que no se constituye como una exigencia legal, sino como un propósito de las empresas realmente comprometidas con el planeta, las cuales consideran la certificación como una estrategia de competitividad en el mercado, con beneficios ambientales y económicos.