Smart Metering en ESE con Biomasa

Actualmente nos encontramos en un momento de nuestra historia en el que el concepto de gestión energética parece que se ha estandarizado. Las necesidades actuales y, especialmente la naturaleza intrínseca de nuestros recursos, limitados, han marcado una tendencia a realizar un consumo responsable de la energía.

Para ello, contar con herramientas de control y monitoreo se hace crucial. De esta forma todo es medible y se puede actuar en consecuencia, a través de cambios de hábitos y/o aplicar soluciones que permitan realizar una gestión de la energía que consumimos de manera más eficiente.

Hablamos, por ejemplo, usando la expresión aglosajona, de smart metering, (contadores inteligentes), un sistema de medición y contadores de consumos realizado a través de plataformas de software adaptadas y exclusivas para  cada uso.

Así la tecnología y la energía se unen creando nuevos conceptos en torno a ciudades, generación, u otras aplicaciones más específicas. Si a esta unión se le añade que la energía es renovable, en nuestro caso, biomasa, el grado de eficiencia posible de alcanzar se incrementa ampliamente.

La biomasa es un excedente de la naturaleza. Se trata de aprovechar ese recurso presente en nuestros montes y, tras un tratamiento del biocombustible para aumentar su eficiencia, transformarlo en energía, eléctrica o térmica.

La biomasa para la generación de calor y ACS, o biomasa térmica, es la más eficiente, consiguiendo rendimientos superiores al 85%. Su aplicación puede ir destinada desde a una casa unifamiliar hasta un distrito,- a través de una central térmica transportando el calor en forma de agua caliente por unas tuberías enterradas en la vía pública.

Según datos publicados por el IDAE, el 67% de la energía en nuestras casas se destina a calefacción y ACS. Potenciar un consumo responsable y eficiente de ésta es muy importante, sobre todo en estos tiempos en los que en todos los foros se comienza a hablar de “pobreza energética”.

Las Empresas de Servicios Energéticos, además, están tomando fuerza en el panorama actual, sustituyendo equipos, en muchos casos obsoletos, por otros más eficientes y, en nuestro caso, promocionando el uso de combustibles renovables como es la biomasa, dejando a un lado otros combustibles fósiles como el gasóleo.

El proyecto “Smart Metering para Empresas de Servicios Energéticos en el campo de la Biomasa”, llevado a cabo por Factorverde en colaboración con la empresa tecnológica Quantitas Energy, ha sido financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el marco del Plan Avanza2 TIC VERDES 2011.

 

 

Permite hacer un constante seguimiento de todos los parámetros que entran en juego en la instalación, en lo referente a ACS, calefacción y confort:           

  • Consumo del combustible
  • Energía Térmica por caldera
  • Rendimiento térmico de la caldera
  • Temperaturas de retorno e impulsión
  • Consumo energético de calefacción del edificio
  • Consumo total de ACS y temperatura total de ACS
  • Temperatura y humedad exterior e interior
  • Consumo energético de calefacción por vivienda
  • Gestión de alarmas e incidencias
  • Gestión de precios y facturas

De esta forma, a través de la plataforma, tanto usuarios como gestores de la instalación tendrán acceso a distintos apartados de la aplicación donde podrán consultar su estado.

El Proyecto está destinado a paliar una serie de necesidades en los sistemas biomásicos tales como:

  • Gestionar de manera homogénea un conjunto de sistemas con protocolos de comunicación diferentes.
  • Disponer de sistemas inteligentes que optimicen instalaciones complejas (‘District Heating’).
  • Ausencia de elementos de medición externos a las calderas biomásicas, lo que hace necesario emplear sensores que permitan obtener dicha información (control de emisiones, calidad de la biomasa, calidad de la energía y la estabilidad de la red en instalaciones con generación eléctrica).
  • Disponer de una solución que integre la monitorización, gestión, control, aprovisionamiento y logística, útil para Empresas de Servicios Energéticos.
  • Aportar información detallada a los usuarios de la instalación.

Adoptar medidas de smart metering genera ventajas tanto a nivel funcional como a nivel de calidad y eficiencia energética. Algunas de ellas las podemos resumir en:

  • Creación de un sistema global que integre la caldera con el resto de la instalación.
  • Integración de Usuario final y ESE bajo una misma solución, permitiendo la gestión energética y el diálogo entre las partes implicadas.
  • Aporte de la información online y operación necesaria para cada tipo de usuario, permitiendo la gestión remota
  • Calidad de biomasa y control de suministro ya que existe una gran dificultad en evaluar la calidad de la biomasa empleada en la caldera. Este control permite una gestión centralizada y aporta la información necesaria para determinar la responsabilidad de un fallo de funcionamiento entre suministrador de biomasa, fabricante de caldera o mantenedor, haciendo verificable la comprobación de garantías.
  • Control de emisiones. La combustión de biomasa, produce gases a alta temperatura, donde conviene controlar de forma continua los parámetros de CO2, partículas, NOx, etc, asegurando el buen funcionamiento y el control ambiental de la instalación.
  • Control y parámetros de consumo para usuario. El conocimiento por parte del usuario final del consumo y los eventos de la instalación significa informarle en todo momento y hacerle partícipe de la misma de forma activa; existe un efecto claro de ahorro y buenas prácticas si se dispone de información específica, personalizada y online y se verifica el ahorro y coste en todo momento.
  • Medida y verificación del ahorro mediante un modelo de funcionamiento con y sin instalación de biomasa para verificar el ahorro energético que supone respecto al consumo con otras fuentes convencionales, también en cuanto a parámetros de contaminación.
  • Facturación electrónica. El sistema genera de forma automática las facturas correspondientes, incluyendo su envío, lo que supondrá un ahorro de costes en la gestión administrativa de la instalación y una mayor rapidez y fiabilidad.

La tendencia hacia modelos energéticos más eficientes es exponencial. La conjugación entre biomasa y TIC hace posible que los grados de eficiencia en sistemas de calefacción sean muy altos, lo que permite, a su vez,  reducir la factura energética – al no depender de tarifas sujetas a mercados internacionales - , disminuir la dependencia energética del exterior, - al trabajar con un recurso presente en nuestros montes – y fomentar la sostenibilidad, - al computar la biomasa neutro en el ciclo de CO2.

Roberto de Antonio García – Socio Fundador de Factorverde, S.A

Zacarías Torbado – Socio Fundador de QUANTITAS ENERGY, S.L