Solicitud de Autorización de Actividad Potencialmente Contaminadora de la #Atmosfera

El próximo 30 de enero de 2015 se cumplirá el plazo establecido en el Real Decreto 100/2011 para que las empresas dispongan de la Autorización o Notificación Administrativa identificada en los artículos 13.2 y 13.3, respectivamente, de la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera.

Dicha Autorización afecta a las empresas con actividades incluidas en el Catálogo de Actividades Potencialmente Contaminadoras de la Atmósfera (CAPCA-2010), estando excluidas aquellas que estén sujetas a Autorización Ambiental Integrada (AAI). En función del grupo más restrictivo en el que esté clasificada la actividad desarrollada por la empresa se tramitará una Autorización o Notificación administrativa.

De este modo, las empresas con alguna actividad perteneciente a los grupos A o B, solicitarán una Autorización Administrativa, mientras aquellas en las que sólo se desarrollen actividades asociadas al Grupo C, solicitarán una Notificación Administrativa. La principal diferencia entre una u otra, viene asociada generalmente al nivel de información a facilitar a la administración competente en el momento de su solicitud.

Se identifican en el CAPCA-2010 un total de 916 actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, recogidas en los siguientes 10 sectores o tipos de actividad. Indicar que la clasificación afecta tanto a las emisiones a la atmósfera que se puedan generar de forma canalizada como difusa.

Una vez identificado si en la empresa se desarrolla alguna actividad recogida los epígrafes del CAPCA-2010 clasificados como grupo A, B, o C, habrá que revisar los requerimientos establecidos por la CCAA para elaborar la documentación necesaria para su solicitud. En las páginas web de las administraciones se puede consultar la documentación que cada CCAA ha considerado oportuno solicitar a las empresas. En los casos en los que las CCAA no hayan establecido la documentación necesaria a preparar, se aplicaría como referencia el contenido establecido en el artículo 8.1 de la Orden de 18 de octubre de 1976.

A pesar de que en dicha Orden ya se instaba a disponer de una autorización, con la reciente revisión de la legislación ambiental asociada a las emisiones a la atmósfera iniciada con la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera y con el Real Decreto 100/2011, se está activando desde las administraciones competentes a las empresas para que antes del 30 de enero del próximo año dispongan de dicho documento.

El contenido mínimo de las autorizaciones viene establecido en el artículo 13.4 de la Ley 34/2007:

  • Los valores límite de emisión de los contaminantes.
  • Las prescripciones para reducir la contaminación a larga distancia o transfronteriza en su caso.
  • Los sistemas y procedimientos para el tratamiento y control, con especificación de la metodología de medición, su frecuencia y los procedimientos para evaluar las mediciones.
  • Las medidas relativas a las condiciones de explotación en situaciones distintas a las normales que puedan afectar al medio ambiente, como la puesta en marcha, fugas, fallos de funcionamiento, paradas temporales o cierre definitivo.
  • El plazo por el que se otorga la autorización.

Así, una vez concedida la Autorización / Notificación Administrativa, la empresa podrá disponer en un único documento del tipo de actuaciones que deben realizar para controlar las emisiones a la atmósfera y la calidad del aire de su entorno, especificando la periodicidad de dichos controles, los parámetros a medir, bajo que metodologías, sus valores límite, la entidad que debe realizarlos, etc. Se podría asimilar, salvando las distancias, a una Autorización de Vertido, pero en el ámbito de atmósfera.

Para evitar las prisas de última hora, y poder disponer de la Autorización / Notificación a tiempo, es recomendable ir revisando si la instalación se encuentra clasificada o no en alguno de los epígrafes del CAPCA-2010 para poder ir iniciando los trámites para dar cumplimiento a este requisito legal.