Urbanismo en la #SmartCity

Hasta ahora han tenido cabida en nuestro postgrado diferentes enfoques del movimiento Smart Cities que reúnen una amplia base de disciplinas, agentes y empresas. En los últimos días hemos recibido a tres ponentes del ámbito urbanístico-Tonet Font, urbanista y arquitecto, Juan Britz, coordinador general de Instalaciones y control ambiental de La Salle y Guillermo Bertólez, profesor de arquitectura en La Salle BCN- que nos plantearon diferentes planteamientos desde la perspectiva urbanística, imprescindible si pretendemos transformar las ciudades y adaptarlas a los ciudadanos del siglo XXI.

Nos presentaron la economía urbana como el área de las ciencias que actúa sobre la economía y el urbanismo de una ciudad. Conocimos la combinación de la técnica y el espacio para la construcción de una ciudad habitable, profundizando en aspectos prácticos que debemos incorporar al desarrollo de nuevas infraestructuras como la recuperación del uso de galerías de servicio. Analizamos el fenómeno urbano y por tanto, el encuentro entre lo particular (la calle concreta, el barrio) y lo general (el proyecto smart city, la tecnología). Planteamos cómo la mayoría de los proyectos smart son parciales y no atacan de frente el problema de agotamiento del actual modelo urbano, creando una sensación de moda pasajera o de marketing. Pero también vimos que existe una tendencia de apoyo hacia los proyectos smart en red, la construcción de ciudades y territorios como redes capacitantes entendidas como lugar, redes personales y trayectorias para ciudades que se hacen inteligentes.

Estas sesiones sirvieron también para recordar que Europa está estructurada por una red densa de Ciudades Intermedias (de entre 100.000 y 500.000 habitantes) que compiten con las grandes urbes que aglutinan la mayor parte de las actividades económicas. Comprobamos como ello dificulta el crecimiento económico de Europa (muy moderado en relación con el conjunto del planeta) y, por tanto, como la clave de la competitividad de las ciudades intermedias estaría en su capacidad de mejorar el aprovechamiento de sus recursos endógenos, en limitar su dependencia externa (en particular de las energías fósiles) y en la de atraer talento, a través de la creatividad, el conocimiento y la cultura.

También pudimos reflexionar sobre la construcción como fenómeno cultural e identitario y sobre la esencia de la ciudad; cómo hemos de ser cuidadosos a la hora de construirla y de no anteponer aspectos tecnológicos y pasajeros a los constitutivos como valores de ciudad, valores espaciales, culturales e históricos.

Hoy en día el vigor de las ciudades depende de las ventajas de la interacción entre el comercio, la toma de decisiones, la administración, la innovación y el conocimiento. Ese es el motivo por lo que las TIC llegan a través de esta tendencia Smart City, para dar impulso a esta interacción y contribuir en su desarrollo.

Laura Valdivia