← Volver

Publicado por Redacción i-ambiente el Lun, 30/04/2018 - 08:45

España lidera el programa Life con más de 820 proyectos

Proyectos como Iberlince han conseguido que esta especie se reproduzca en libertad.

Las ayudas de la Unión Europea por el medio ambiente han invertido en la península más de 660 millones

 

La convocatoria 2018 del Programa Life está en marcha. Estas ayudas europeas están dedicadas en su totalidad a la protección de la naturaleza y la acción climática. España es el principal receptor de las mismas, con más de 820 proyectos tradicionales desde su creación en 1992, y por la financiación recibida de la Unión Europea, más de 660 millones de euros.

El director general de servicios del Ministerio de Medio Ambiente, Miguel Ordozgoiti, ha señalado que España juega un papel determinante como principal país en número de iniciativas aprobadas. Por eso ha puesto en valor el gran capital natural que, bajo el amparo de la Red Natura 2000, ha puesto en marcha un gran número de proyectos Life de gran visibilidad e impacto en especies emblemáticas de nuestro territorio.

Entre las principales novedades de la convocatoria de este año, el director ha destacado que el proceso de solicitud será en dos fases para el subprograma de Medio Ambiente. Además, el porcentaje de cofinanciación para el periodo 2018-2020 variará entre el 55% y el 75%, en función del tipo de proyecto.

El Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (o LIFE por sus siglas en inglés) es el instrumento financiero que la Unión Europea dedica a estas áreas para el periodo 2014-2020. Ordozgoiti ha explicado que desde sus orígenes se han ido ampliando los objetivos para incluir también proyectos de economía circular, infraestructuras verdes y proyectos próximos al mercado, entre otros. 

El año pasado epresupuesto total para esta convocatoria fue de 373 millones. De esta cantidad, 290 millones se asignaron a Medio Ambiente y 82 a Acción por el Clima. La Unión premia también las propuestas lanzadas bajo el título de Mejor de los Mejores. En 2017 tres de las españolas resultaron ganadoras y este 2018 son once las que optan a ese reconocimiento sobre las sesenta finalistas.

En la categoría de Medio Ambiente, Bread4pla apostaba por la transformación de residuos plásticos y panes generados en panificadoras en material biodegradable para envases para productos de panificación. En la categoría de Naturaleza y Biodiversidad, la reintroducción del lince en Andalucía fue la escogida gracias a que los acuerdos de custodia y acciones de conservación consiguieron que la IUCN sacara a esta especie de la lista de "especies críticamente amenazadas". En la categoría de Acción por el Clima ganó AgriClimateChange, una herramienta para calcular las emisiones de gases de efecto invernadero y uso de energía en granjas, que ha sido utilizada para demostrar prácticas sostenibles que han reducido la huella de carbono sin afectar a la productividad agrícola.