← Volver

Publicado por Redacción i-ambiente el Mar, 15/12/2015 - 12:49

La Administración Autonómica reconoce @ENAC_acredita para el control de calidad en la impermeabilización de #vertederos

Vertedero

Canarias, Andalucía, Castilla y León y Galicia ponen en valor la acreditación de ENAC al reconocer a una entidad acreditada como colaboradora en materia de calidad ambiental

“La Administración necesita una seguridad técnica de los servicios que contrata, siendo la acreditación ENAC el máximo distintivo de garantía”, Guillermo Bernal, Socio Director en Lurgintza, primera entidad acreditada en esta materia

 

Varias Comunidades Autónomas han apostado por la acreditación de ENAC al reconocer a  una entidad acreditada, Lurgintza Ingeniería Geológica, S.L como entidad colaboradora (u organismo de control autorizado) en materia de calidad ambiental en el ámbito de la instalación de geosintéticos como sistema de impermeabilización de vertederos, balsas y depósitos de lixiviados.

Este reconocimiento se ha producido a raíz de la acreditación de ENAC, que convirtió a Lurgintza en la primera entidad acreditada en España para inspeccionar la instalación de geosintéticos para la impermeabilización de vertederos, garantizando su competencia técnica para la ejecución de sus actividades de control.

Respecto al papel que ha jugado la acreditación en este reconocimiento por parte de la Administración pública, Guillermo Bernal, Socio Director en Lurgintza, reconoce que: “La acreditación ha sido, sin duda, clave. Ante la gran cantidad de oferta de servicios de asistencia técnica en un sector que precisa de tan alta cualificación y especialización como es la protección del medio ambiente, la Administración necesita una seguridad técnica de los servicios que contrata, siendo la acreditación ENAC el máximo distintivo de garantía de la competencia técnica de la organización en quien delega estas actividades de control de calidad”.

“Contratar el control de garantía de calidad de la instalación de geosintéticos a una entidad acreditada supone para la Administración y los técnicos que la componen, el aseguramiento de que la instalación va a disponer de un certificado final que garantiza su correcta puesta en obra y que, por tanto, limita y acota las responsabilidades frente a un potencial fallo del sistema”, añade.

 

La impermeabilización de los vertederos

 

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan en España los operadores de los vertederos es garantizar la protección del suelo, de las aguas subterráneas, así como de las aguas superficiales durante la fase de explotación. Esto sólo es posible con una adecuada combinación de una barrera geológica natural y de un revestimiento artificial estanco bajo la masa de residuos.

En este sentido, la instalación de diferentes capas de geosintéticos se convierte en un medio para obtener este revestimiento, y diferentes administraciones requieren que entidades independientes del promotor y del constructor lleven a cabo un control de calidad de dicha instalación, como medio de protección del Suelo y de las Aguas frente a posibles contaminaciones.

 

Sobre ENAC

La Entidad Nacional de Acreditación – ENAC – es la entidad  designada por el Gobierno, en resolución del Consejo de Ministros en 2010  como Organismo de Acreditación en España. La designación a favor de ENAC da cumplimiento al conjunto de medidas tomadas por la UE para mejorar  el funcionamiento del Mercado Interior, entre ellas, la de  fijar un modelo de acreditación basado en la existencia de un Organismo Nacional de Acreditación, formalmente designado por cada Estado Miembro.

La marca ENAC es la manera de distinguir si un certificado o informe está acreditado o no. Es la garantía de que la organización que lo emite es técnicamente competente para llevar a cabo la tarea que realiza, y lo es tanto en España como en los 70 países en los que su marca es reconocida y aceptada, gracias a los acuerdos de reconocimiento que ENAC ha suscrito con sus entidades de acreditación.

La acreditación puede otorgarse a cualquier organización que quiera demostrar competencia técnica para llevar a cabo la tarea que realiza. Puede tratarse de un laboratorio de ensayo o calibración, una entidad de inspección o certificación, o un Verificador Medioambiental que desarrolle su actividad en cualquier sector: Industria,  Energía, Medio Ambiente, Sanidad, Agricultura y Alimentación, Investigación, Desarrollo e Innovación, Transportes, Telecomunicaciones, Turismo, Servicios, Construcción, etc.