← Volver

Publicado por Redacción i-ambiente el Lun, 16/04/2018 - 11:32

La ONU advierte del peligro de abusar de la energía solar para extracción de agua

La instalación de placas solares, como esta en Bangladesh, permite el acceso a acuíferos más fácilmente. Foto: Dominic Chavez

El descenso del precio de los paneles fotovoltaicos impulsa el uso de esta fuente de energía renovable para mejorar los sistemas de riego

 

Naciones Unidas ha advertido del peligro de abusar de la energía solar para extraer agua sin control de los acuíferos. El uso de este sistema se ha popularizado en el mundo gracias al descenso de los paneles fotovoltaicos, lo que permite obtener la potencia suficiente y más económica para la mejora de los sistemas de riego.

El organismo internacional reconoce que, gracias a estas ténicas, se permite a los agricultores cultivar de forma asequible y respetuosa con el medio. Según sus estimaciones, si los precios se siguen reduciendo, esta fuente de energía renovable pueda impulsar una revolución en lugares como el África subsahariana y América Latina, donde las tierras de regadío no son abundantes.

El problema, señalan, reside en que gran parte de los países que cuentan con programas y políticas gubernamentales para promover el riego carecen de regulaciones específicas que limiten la extracción de agua subterránea con este fin.

Riesgos de esta herramienta

El uso de la energía solar para fomentar el riego constituye un arma de doble filo. El peligro, según señalan, es que si no se contabiliza el agua y no se controla su extracción, los acuíferos podrían quedarse secos o gravemente dañados. Esto ocurre en los lugares donde los agricultores tratan de ampliar las áreas plantadas o cambian a cultivos que requieren un uso más intensivo de este bien.

Con el objetivo de minimizar esos riesgos, el Fondo para la Alimentación y la Agricultura ha presentado este abril en un foro internacional en Roma una serie de pautas. A través de estas herramientas en línea quieren informar a los usuarios finales, los responsables de las políticas y los inversores sobre sistemas de riego con energía solar. 

“Las oportunidades que ofrece una energía solar más barata aumentan también la urgencia de garantizar que existan sistemas adecuados de gestión y gobernanza del agua”, ha indicado Eduardo Mansur, director de la División de Tierras y Aguas de la FAO.

Gestión del agua

Esta situación de riesgo ya se ha producido en India, como comenta el organismo, donde aseguran que los acuíferos se encuentren en estado crítico. La FAO recomienda que las decisiones sobre políticas de riego deben tomarse después de evaluar la demanda de agua y contabilizar este bien. Esta recomienda el establecimiento de un plan adecuado de gestión hídrica antes de incrementar el uso del riego con energía solar, que determine la viabilidad y rentabilidad financiera de las inversiones en cada zona.

Gracias a la electrónica con la que se gestionan los sistemas modernos que utilizan energía solar se es capaz de ofrecer datos en tiempo real sobre niveles de los tanques de almacenamiento, la velocidad de bombeo y los niveles de agua de los pozos.

La India y Egipto están ensayando estrategias para establecer las tarifas del agua en función de la oferta y la demanda calculadas a través de imágenes por satélite, una técnica más asequible gracias a que la FAO proporciona una base de datos sobre la productividad del agua.