← Volver

Publicado por Redacción i-ambiente el Jue, 21/11/2013 - 10:43

“#Santander es reconocida como ejemplo de las '#SmartCities'”

El alcalde la capital cántabra, Íñigo de la Serna, defiende la candidatura de la ciudad a Capital Verde Europea. El patrimonio natural es el punto clave para obtener este reconocimiento, según de la Serna.

¿Por qué es Santander aspirante a ser Capital Verde Europea? ¿Qué tiene para serlo: ciudad vivible, arquitectura, tráfico?

Santander es aspirante a ser Capital Verde Europea porque estas iniciativas nos recuerdan que tenemos que seguir avanzando para conseguir que nuestras ciudades sean espacios más saludables y sostenibles, nos ayudan a mejorar la calidad del servicio que prestamos y, además, sirven para implicar a todos los ciudadanos en este objetivo. Para alcanzar la capitalidad verde europea se buscan ciudades que se encuentren a la vanguardia en la gestión urbana sostenible, respetuosa con su entorno y con una gestión que pueda ser un ejemplo a seguir por otras ciudades.

Ser aspirantes a Capital Verde Europea servirá para renovar nuestro compromiso con la sostenibilidad, y para seguir avanzando, aún con más fuerza, para que la ciudad sea un espacio cada vez más saludable y sostenible, y con una gestión que pueda ser ejemplo a seguir por otras ciudades.

¿Cómo es el proceso para presentarse?

El proceso inicial consiste en rellenar una serie de formularios que tienen que ver con la gestión ambiental del municipio en su conjunto, desde el transporte, a la gestión de residuos, del agua, cambio climático o gestión de las zonas verdes. En concreto, 12 formularios muy específicos. Todo el trabajo realizado hasta la fecha se ha hecho de forma transversal desde el Ayuntamiento, gracias a los excelentes técnicos municipales de Santander, por lo que no ha tenido coste adicional.

A partir de aquí está prevista una segunda fase en enero y posteriormente es cuándo se decidirán las ciudades finalistas. Presentarse a estas iniciativas no tiene por qué implicar un coste económico pero es innegable que repercute positivamente con un gran valor añadido. Vitoria cuantificó en 15 millones de euros el valor de la publicidad por apariciones en los medios que supuso este galardón.

¿Qué políticas se han llevado a cabo en los últimos años en este sentido para que Santander sea más Verde? ¿Cuáles han sido los mayores esfuerzos?

Este objetivo siempre ha sido un pilar fundamental de la gestión municipal de Santander, por lo que se han realizado numerosos esfuerzos en mejorar el medio ambiente de forma continua, a través de muchas iniciativas que han sido reconocidas como ejemplo de buenas prácticas en diversos foros nacionales: banderas verdes, premios Ciudad Sostenible, Red de Ciudades por el Clima y Red de Biodiversidad.

Si tuviera que nombrar sólo algunas las principales acciones, que han supuesto un punto de inflexión, serían las siguientes: el Plan de movilidad sostenible, aprobado con un gran respaldo y en desarrollo desde 2010, está creando creando nuevos espacios de convivencia a través de la peatonalización de numerosas calles y reduciendo el número de vehículos particulares mediante el fomento del transporte colectivo, del transporte vertical o el incremento de los carriles bici; la Estrategia de conservación de la biodiversidad, desarrollada con la colaboración de Seo Birdlife que, desde su aprobación en 2008, nos marca los condicionantes y cuidados con los que se realiza el mantenimiento de los parques y de las zonas verdes municipales ya existentes y las líneas básicas de actuación para el planeamiento de nuevos espacios incrementando la biodiversidad del municipio.

El proyecto de la red de huertos urbanos sostenibles está creando una red de huertos que no sólo cambia la morfología urbana sino que está consiguiendo conformar unos espacios de dinamización social donde los mayores y otros colectivos sociales comparten experiencias en contacto directo con la naturaleza y aprenden agricultura ecológica. Asimismo tenemos una estrategia de cambio climático. Conscientes del enorme desafío y del papel que desempeñan los municipios en la emisión de gran parte del CO2 que se emite a la atmósfera, Santander puso en marcha un decálogo de actuaciones que iban encaminadas fundamentalmente a cumplir con los condicionantes exigidos por el Pacto de Alcaldes de reducir nuestras emisiones a la atmosfera en un 20% para el año 2020.

¿Y cuáles tienen planteadas para el futuro?

Santander ha querido definir su modelo de ciudad a través de una doble vertiente: El PGOU que define su modelo territorial hasta 2024 y el Plan Estratégico que planifica su modelo de crecimiento hasta 2020, de forma que el crecimiento de Santander se realice de forma sostenible y ordenada y consensuada con todos los sectores de la sociedad.

Además me gustaría remarcar aquí dos grandes proyectos que se encuentran en fase inicial, que sin duda repercutirán en la mejora la calidad de vida en la ciudad: el Parque litoral de la zona norte, que contempla la ordenación sostenible de más de 4 millones de metros cuadrados que bordean al mar en la zona norte del municipio; y el Plan director de energía, que conseguirá disminuir en más de 2.500 toneladas las emisiones de CO2 anuales a la atmósfera, mediante la sustitución y mejora a través de empresas de servicios energéticos, es decir, sin coste adicional para el Ayuntamiento, de todo el alumbrado público así como de los edificios municipales (incluyendo los colegios e instalaciones deportivas), así como sus sistemas de calefacción y climatización.

¿Cuál es el punto clave, el principal fuerte, para que Santander sea “Verde” (y pueda ganar)?

El patrimonio natural del municipio es nuestra carta de presentación, pero la gestión ambiental de nuestros servicios, eficaz, sostenible e innovadora, debe ser nuestra principal referencia. Nuestra ciudad es reconocida en España y a nivel internacional como un ejemplo en el desarrollo de las smart cities y pensamos que nuestra gran aportación, nuestra propuesta diferenciadora, va a ser la aplicación del concepto ‘smart’ a la gestión ambiental urbana.

Si algo queremos destacar para el futuro es la aplicación de la innovación. El trabajo que se está desarrollando para lograr que, desde una plataforma tecnológica única, se reciban todos los datos de la red de sensores de los servicios municipales y, de esta forma, se puedan coordinar los mismos de manera integrada (residuos, agua, gestión de parques y jardines, alumbrado, etc) redundará, sin duda, en disminiur los tiempos de respuesta, optimizar los recursos y mejorar la comunicación con los ciudadanos.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Santander ya llevamos tiempo obteniendo resultados tangibles a la red de sensores desplegada. Los sensores de detección de vehículos nos dan información sobre las plazas libres de aparcamiento existente en el centro, lo que reduce los tiempos de desplazamiento en los coches y las emisiones a la atmósfera. Por otro lado, la medición de la humedad y otros parámetros del terreno permitirá optimizar el riego, y así podríamos seguir, con numerosos ejemplos de cómo la tecnología está ligada al desarrollo ambiental.

Alcalde de Santander, Íñigo de la Serna.

¿Y el punto flaco? ¿Están trabajando en él?

La gestión del agua de escorrentía urbana es un reto en una ciudad como Santander, entre otras cosas, por las emisiones asociadas de CO2 y que, a través de los proyectos de ecobarrios que estamos abordando, tratamos de mejorar. Por otro lado, en el marco del proyecto Smart Water, que ya se desarrolla junto con la Universidad de Cantabria, se están programando aplicaciones que mejoren la gestión integral del agua.

¿Qué opina del resto de ciudades candidatas, incluida otra española, Zaragoza?

Todas estas ciudades destacan por el importante papel que el medio ambiente desempeña en su gestión. Zaragoza es una ciudad muy especial, con una larga historia y un gran patrimonio artístico y ambiental, que además siempre se ha caracterizado por el cuidado de sus espacios naturales y que ha sabido aprovechar las obras y actividades de su exposición internacional de 2008. Tiene grandes cualidades que la hacen merecedora de este título.

El hecho de permitir la presentación a ciudades de menos de 200.000 habitantes ha hecho que se incremente el número de ciudades candidatas que vienen de todos los rincones de Europa, desde Noruega o Suecia hasta Grecia o Italia.

¿Qué importancia tiene la ciudadanía en que una ciudad como Santander sea más o menos respetuosa con el medio ambiente?

Es vital. En primer lugar, porque son los propios santanderinos los que demandan, cada vez en mayor medida, que su ciudad mantenga unos altos estándares de calidad ambiental, que cada vez haya más espacios naturales en los que puedan disfrutar del ocio en contacto con la naturaleza, o que se conserven las especies de flora y fauna y se trabaje para incrementar la biodiversidad en la ciudad. En segundo lugar, porque la cada vez mayor sensibilización y concienciación ciudadana respecto al medio ambiente hace que sea más fácil avanzar en este campo. Un ejemplo muy claro es el reciclaje y la recogida selectiva, que están, a día de hoy, mucho más presentes en cualquier hogar de lo que lo estaban hace unos pocos años.

¿Qué acciones se plantean en este sentido, para implicar a la ciudadanía?

Como digo, una de las líneas de actuación principales del Ayuntamiento de Santander es la participación ciudadana, tanto en ésta como en el resto de áreas. Y, por eso, estamos incorporando progresivamente nuevas vías de contacto con los ciudadanos. Una de ellas es una aplicación móvil, llamada “El pulso de la ciudad”, que permite que cualquier santanderino, a través de su smartphone, pueda enviar directamente al Ayuntamiento cualquier sugerencia, queja o incidencia que encuentre en una calle de la ciudad (una farola estropeada, árboles que necesitan ser podados, una acera que debe ser reparada…) para que sea resuelta.

También tenemos una plataforma, denominada Santander City Brain, en la que pedimos a los ciudadanos que se impliquen en la tarea de hacer ciudad y que nos propongan ideas para conseguir que Santander sea cada vez mejor, en todos los aspectos. Sólo entre las categorías de medio ambiente, eficiencia energética y tráfico y movilidad, suman más de 250 ideas propuestas por los ciudadanos.

¿Qué supone obtener este galardón para la ciudad?

Este galardón supone una oportunidad para Santander de continuar abriéndose al exterior, con el sello de la calidad ambiental por bandera.

¿Y para sus habitantes?

Un reconocimiento a su apoyo. Permite reconocer a los que son los grandes protagonistas del cuidado del medio ambiente, es decir, a los propios ciudadanos. Contribuirá también a potenciar un intangible, que ya se está manifestando en cuanto a la innovación tecnológica, como es el sentimiento de orgullo de los santanderinos de su ciudad y de formar parte de un proyecto común, en el que todos somos necesarios, que va a hacer posible que la ciudad avance y mejore.

10 motivos por los que Santander tendría que ganar

Estas son las diez razones por las que el alcalde de la capital cántabra apuesta porque la ciudad se alce con el galardón más verde.

  1. Por el mantenimiento de nuestro patrimonio natural, que se gestiona conservando y potenciando su calidad.

  2. Por la aplicación de la innovación y las nuevas tecnologías en la gestión municipal.

  3. Por la implicación y el apoyo de todos los ciudadanos.

  4. Porque somos una ciudad universitaria que ha incorporado a la comunidad académica a la gestión ambiental urbana

  5. Por la ampliación de las zonas verdes que tenemos en marcha como la remodelación de los Jardines de Pereda, el Parque Litoral Norte o la ampliación del Parque de las Llamas.

  6. Nuestros usos energéticos y nuestra movilidad bajos en carbono, y nuestro compromiso con la lucha contra el cambio climático

  7. Somos una ciudad marítima que ha integrado el litoral en su gestión urbana: frente marítimo, litoral norte..

  8. Por potenciar la movilidad alternativa disminuyendo el uso del vehículo particular.

  9. Por el incremento de la biodiversidad que experimenta la ciudad año a año.

  10. Por los instrumentos que guían el futuro de la ciudad (Plan General de Ordenación Urbana, Plan Estratégico 2020) se apoyan en una gestión urbana sostenible

 

Fuente: El País