← Volver

Publicado por Redacción i-ambiente el Mié, 07/03/2018 - 17:33

Transporte eléctrico como presente y autónomo como futuro, los retos de la movilidad

Las administraciones públicas destacan sus esfuerzos por ayudar al cambio hacia la movilidad más sostenible.

La peatonalización de las ciudades es una de las claves que manejan los urbanistas para definir los espacios públicos

 

Los retos que plantea la ley de cambio climático han sido la base de la jornada dedicada a la movilidad en verde que se ha celebrado este miércoles en Alicante. Los diferentes técnicos de administraciones públicas, empresas y universidades participantes han dibujado un panorama donde la apuesta por el transporte eléctrico es ya el presente y el vehículo autónomo se plantea como opción real para un futuro a medio plazo.

En la parte política todos tenían claro que la movilidad es uno de los principales frentes en los que combatir contra el cambio climático. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, presumió de los trabajos que se están realizando en su ciudad: peatonalización, reordenación del tráfico con carriles de alta ocupación y el impulso del vehículo eléctrico.

De este último sistema resaltó el presidente de la Diputación alicantina, César Sánchez, los logros conseguidos en la provincia. Según los datos que ha presentado, Alicante está entre las cinco regiones de España con más coches verdes. Y cuatro municipios -Dénia, Xàbia, Orihuela y Torrevieja- ayudan a ese liderazgo puesto que están entre los veinte primeros de España que más vehículos tienen de este tipo.

La tecnología como una realidad que ya ayuda a cambiar los ejes de las políticas municipales y autonómicas ha sido uno de los ejes sobre los que ha pivotado el discurso de Ximo Puig. El president de la Generalitat ha destacado el pacto que ya agrupa a 75 municipios para una gestión eficaz del tráfico y estacionamiento, la reducción de emisiones. En definitiva una nueva política de movilidad en la que la digitalización y robotización nos pueden ayudar de una manera enorme, según ha apuntado.

En la mesa centrada en las experiencias reales de los ayuntamientos, el director de innovación y proyectos europeos de Vectalia Gerardo Lertxundi ha recordado que los cambios van más allá de la apuesta por los eléctricos. Si bien los motores diesel son los más criticados por su carácter contaminante, Lertxundi ha apuntado los grandes avances que se han conseguido desde 1994 para que reduzcan sus emisiones.

 

La peatonalización de las calles ya se está ejecutando en las capitales: el coche pierde el protagonismo en las vías

 

En estas conferencias organizadas por Vectalia en el Marq han participado los representantes de diferentes entidades que se enfrentan diariamente con los retos del cambio. San Sebastián, Barcelona y Madrid han sido las escogidas para presentar los cambios que están aplicando. Desde la capital vasca, su edil Pilar Arana considera la peatonalización uno de sus grandes avances. Y uno de sus proyectos más curiosos es la recuperación de triciclos para efectuar el reparto de mercancías en la denominada última milla, desde el almacén de distribución hasta el comercio.

Los planes que mueven el transporte público de las dos grandes capitales españolas han centrado los discursos de Josep Maria Armengol y Juan Ángel Terrón. Armengol ha contado que en Barcelona la apuesta por el vehículo eléctrico en TMB es total. De hecho para el 2025 solo comprarán de esta clase, un objetivo con el que aumentar la cuota de un tercio aproximadamente que representa en la actualidad en su flota.

Terrón, con la experiencia de la EMT en Madrid, ha subrayado el cambio al que nos enfrentamos como sociedad. La idea es tener menos movilidad, tener el derecho pero hacer solo lo necesario. Ese es el paradigma por el que cree se debe apostar. Una vuelta a la proximidad que, aliada con los planes urbanísticos, evite la dispersión en las ciudades y fenómenos como que el acudir a los centros de ocio implique el tener que moverse en coche necesariamente.